10 tips para regresar a clases

Regreso a Clases
Tamaño Letra
  • Font Size

Los padres de familia y los estudiantes, al regresar a clases deben tener en cuenta el refrán popular que reza “hombre precavido vale por dos “, con la finalidad de ayudar a los alumnos nuevos ‘primíparas’ cuando ingresan al estudio.
Aquí te damos las diez cosas que no puedes olvidar en este regreso a clases.

1. Hora de dormir

Se terminaron las vacaciones y los niños tienen que irse a la cama más temprano. Esta batalla la podemos ganar más fácilmente con un poco de prevención. Organiza actividades físicas para los niños, como nadar o andar en bicicleta y recuerda no darles azúcar en la cena.

2. Prepara la ropa 

Una vez que logres acostar a los niños prepara la ropa para el día siguiente. Asegúrate de que los uniformes estén completos y recuerda marcar todo lo que se puedan quitar. Si no tienes tiempo para bordar sus nombres en las etiquetas usa un marcador permanente.

3. Lonchera

Esto lo puedes hacer también la noche anterior. Prepara en su lonchera algo sencillo que sepas que les gusta para que no lo cambien o lo tiren. Parte el sanduche en cuadros para que lo puedan compartir. Agrega también una fruta que no ensucie, como manzana en rebanadas o peras. Evita frutas como mango y fresa pues son jugosas y se pueden manchar. Los primeros días es bueno incluir una “sorpresa” como un pequeño chocolate o su dulce favorito, el azúcar los ayudará a mantenerse despiertos.

4. Mochila

Prepara sus libros antes de irte a dormir. Checar la lista de útiles y asegúrate que lleven todo lo que necesitan. Todos los libros y cuadernos deben llevar su nombre en la portada y puedes usar pequeños pedazos de papel de colores para escribir el nombre de tus hijos y pegarlos con cinta adhesiva a los útiles.

Si tus hijos empacaron su propia mochila asegúrate que no lleven objetos que no deberían como juegos de video u objetos punzo cortantes si no son requeridos. Cuando regresen de clases revisa la mochila otra vez. Algunas veces los maestros mandan notas y las sujetan a los cuadernos.

5. Buenos días señor sol

Despertarlos por la mañana puede ser un suplicio cuando no se está bien preparado. Comienza el proceso 20 minutos antes de la hora en la que tienen que despertarse. Levántalos con música o prende la televisión para que no se puedan volver a dormir. Asegúrate de tener el desayuno listo.

6. Desayuno

El desayuno debe ser grande y balanceado. Huevo, jamón, jugo, pan y leche son buenas opciones. Haz del desayuno una comida familiar y date tiempo para sentarte con ellos. Planifica en tu rutina media hora para esta comida. Durante el desayuno puedes platicar con ellos de temas importantes y hacer que coman lo más posible. Esta comida los ayudará a concentrarse toda la mañana.

7. Repasa la regla de la ropa interior

Los niños de todas las edades deben conocer al a perfección la regla de la ropa interior. Existen estadísticas que indican que uno de cada cinco niños sufren de abuso sexual alguna vez en sus vidas. La forma más fácil de explicar esto a un niño es recordándole que nadie los debe tocar en un lugar normalmente cubierto por su ropa interior, ni deben ellos de tocar a nadie en estas zonas.  

8. Entretenimiento para el carro

Si te toca llevar a los niños a la escuela ya sabes que la primera semana de clases es un caos vial. Ayuda a sobrellevarlo preparando música para el camino. Haz una recopilación de sus canciones favoritas para hacer más corto el trayecto y distraerlos, ya que el primer día de clases es motivo de nerviosismo en la mayoría de los niños.

9. Un reloj para primerizos

Si es la primera vez que tus hijos van a la escuela cómprales un reloj. Al principio, muchos niños sienten que están siendo abandonados y que nadie va a volver por ellos. Indícales en el reloj a qué hora vas a volver y asegúrate de ser puntual. Esto los ayudará con la ansiedad.

10. Disfruta tu mañana

El primer día de clases es tan estresante para los padres como lo es para los hijos. Una vez que logres depositar a tus criaturas en la escuela ¡Date un respiro! Tómate un café con tus amigas o date un descanso a media mañana para comenzar a leer un libro. Es un buen momento para reanudar esos propósitos de año nuevo que dejamos abandonados.