¿Qué son los reglamentos de copropietarios y para qué sirven?

Avisos como ‘No pite’ o ‘Reduzca la velocidad’ son muy frecuentes encontrar en los Conjuntos Residenciales, como norma para una buena convivencia con el copropietario

Revista Construyendo
Tamaño Letra
  • Font Size

Los denominados reglamentos de copropietarios o reglamento de Propiedad Horizontal son por definición los estatutos que regulan los derechos y obligaciones específicas de los copropietarios de un edificio o conjunto sometido al régimen de propiedad horizontal.

Dichos reglamentos están basados en la Ley 675 de 2001. El 3 de agosto del 2001 fue expedida la normatividad que reformó las leyes que regían en Colombia hace 61 años, en edificios y conjuntos. Hoy la convivencia se fundamenta en la ley, el reglamento interno y el manual que la comunidad acuerda.

La historia de la Ley 675 -o de propiedad horizontal- comenzó cuando el ministerio de Desarrollo (hoy de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial) reconoció la necesidad de modificar la legislación anterior para actualizarla y dejarla acorde con el desarrollo físico y normativo de las ciudades y municipios.

Según Ramón Chahín Labastidas, administrador inmobiliario, “si los copropietarios deciden voluntariamente someterse a las disposiciones de la Ley lo podrán hacer, pero en los términos de la ritualidad y quórum determinado que se encuentre expreso en los reglamentos sin modificar”.
Cuando hablamos de propiedad horizontal este término aplica a edificios, conjuntos de uso residencial o comercial, conjuntos de uso mixto, bienes privados o de dominio particular y áreas privadas construidas o libres.

Su utilidad es definida por Alberto Aníbal Gabas en el Manual teórico-práctico de propiedad horizontal en el que afirma que "El reglamento interno es un instrumento privado y su existencia no es obligatoria.Tiene la finalidad de regir el desenvolvimiento cotidiano del edificio, y así, solucionar gran parte de las rencillas propias de la vida en común y disipar dudas sobre la procedencia o no de determinadas conductas de los copropietarios" 

Nuestro consultado Ramón Chahín Labastidas expresó que "gran cantidad de problemas surgidos por razones de vecindad y convivencia se solucionarían si a los reglamentos se les diera su verdadera importancia, y si fueran conocidos por todos los consorcistas o copropietarios