×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 52

Técnicas y estrategias para ayudar al niño hiperactivo

Revista Ámbar
Tamaño Letra
  • Font Size

¿Cómo le convenzo para que se siente a hacer los deberes? ¿Qué le digo para que no se levante mientras come? ¿Hay alguna manera de ayudarle a mejorar sus trabajos? ¿Qué hago para que me escuche?… "Si tienes un hijo con hiperactividad seguro que éstas y muchas otras preguntas han pasado mil veces por tu cabeza. Las respuestas te las dan una serie de estrategias que te explicamos a continuación.

Los síntomas que caracterizan el "Transtorno de Déficit de Atención con Hiperactividad" (TDAH) son la impulsividad, la hiperactividad y la baja atención. Pero, sin duda, lo que ayuda a detectarlo es observar si un niño manifiesta con frecuencia las siguientes conductas:

Su comportamiento es infantil para su edad, excesivamente inquieto y dependiente; más propio de un niño de menor edad.

Le cuesta concentrarse, no mantiene la atención cuando es necesario, es desorganizado y suele hacer los trabajos con una baja calidad, frecuentemente deja los trabajos sin terminar o interrumpe los juegos, está continuamente levantándose cuando debería estar sentado, por ejemplo, en la clase o a la hora de comer, es muy impulsivo, hace las cosas sin meditarlas previamente, mueve mucho las manos y los pies. Suele interrumpir a los demás cuando están hablando o realizando alguna actividad, siempre está corriendo y saltando, como si tuviera un motor en marcha, le cuesta relacionarse con otros niños debido a que siempre está cambiando de juego, no respeta los turnos y no sigue las reglas del grupo.

A menudo pierde cosas o las olvida, es desobediente y su comportamiento provoca las quejas de sus profesores, si tu hijo cumple algunos de los puntos expuestos aquí, quizás sea recomendable acudir a un profesional para diagnosticar o descartar el trastorno de hiperactividad.