×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 52

4 claves para usar lubricante

Revista Ámbar
Tamaño Letra
  • Font Size

De acuerdo a especialistas de la Universidad de Navarra, la principal causa de la resequedad vaginal es la menopausia. Sin embargo, hay hábitos cotidianos que influyen en la lubricación femenina. Para que tengas una buena lubricación vaginal y disfrutes de una vida sexual plena, son recomendables estos tips: 

-Bebe agua: Los fluidos vaginales están hechos de agua, por ello la mujer debe asegurarse de estar consumiendo la cantidad necesaria de agua. Tomar por lo menos dos litros de agua al día; si haces ejercicio bebe lo que tu cuerpo te pida.

-Ten cuidado con los productos de higiene: Revisa desde el detergente que usas para lavar la ropa hasta el material con el que están hechos los condones que utilizas, verifica que no seas alérgica a ningún ingrediente.

-Dieta saludable: ¿Sabías que el estrógeno necesario para la lubricación vaginal requiere de colesterol para producirse? Incluye al menos 700 calorías de grasa saludable a tu dieta.

-Vitamina E: De acuerdo a una investigación de Ginecología y Obstetricia en la Universidad de Columbia, frotar la vagina con este aceite antes del sexo favorece la lubricación.

-Olvídate del estrés: Lo mejor para evitar la resequedad vaginal, es olvidarte de todas tus responsabilidades y preocupaciones cuando estés con tu pareja. Haz del sexo tu mejor método para relajarte. Puedes iniciar tus encuentros sexuales con un masaje antiestrés.

El lubricante para un buen sexo es una sustancia que puedes adquirir en muchos lugares. Desde la farmacia hasta una tienda especialista en juguetes sexuales, es algo relativamente sencillo de encontrar y que puede darle nueva vida al sexo en pareja.

Para aplicar los lubricantes vaginales, es bueno tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

-Placer al máximo: ¿Sabías que las mujeres tienen sexo más placentero cuando usan lubricante? En el Journal of Sexual Medicine se publicó un estudio que hablaba exactamente de eso. La explicación es muy sencilla, cuando frotas dos objetos en seco la fricción puede causar molestias e irritación. Mientras menos resistencia exista en el frote, más se disfruta el resultado final.

-Elige el adecuado: El lubricante a base de agua es más recomendable porque no deteriora los condones, usualmente es más barato y menos agresivo con tus partes femeninas. Si vas a tener sexo en agua este es el producto que debes comprar. No son recomendables para el sexo oral y no puedes usarlos con juguetes de silicón porque los puedes echar a perder.

-Jugueteo previo: Si el propósito de tu visita a la sex shop es más experimental, existen lubricantes que se enfrían o calientan con la fricción. Estos geles son buenos para ponerle un poco de diversión extra a tu relación, pero ten cuidado, a muchas mujeres no les gusta la sensación durante la penetración. Empieza usándolos sólo para "calentar motores" hasta que estés segura de que no te desagrada el calor o el frío.

-Cuidado especial: Para que tu lubricante mantenga la textura adecuada debes guardarlo en un lugar fresco y seguro. No olvides revisar la fecha de caducidad antes de utilizarlo.