×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 52

La keratina: la salvación para el cabello dañado

Revista Ámbar
Tamaño Letra
  • Font Size

Cuando se trata de keratina, cuanto más dura, mejor. Sus cualidades de protección mejoran cuanto más fuerte es, tanto por dentro como por fuera La keratina aporta al cabello lo que le falta y lo que ha perdido con los años. ¿Tienes el cabello sin brillo seco y dañado? ¿Es rizado, ondulado, demasiado voluminoso o difícil de manejar?

La aplicación del tratamiento de keratina pone fin a todo eso, ya que le aporta una gran dosis de vitalidad y lo renueva por dentro y por fuera. Con la aplicación de keratina en el cabello conseguirás un pelo brillante y sano.

La proteína de la keratina repara el pelo desde el interior fortaleciéndolo, dándole cuerpo y vida. Como consecuencia, el pelo se vuelve más manejable y parece que en ciertas ocasiones, dependiendo del rizo, éste se alisa. No obstante, con la keratina no se pueden obtener resultados similares a los que se consiguen con técnicas como el alisado brasileño.

El funcionamiento de la keratina es el siguiente: las pequeñas moléculas de keratina penetran en la corteza del cabello y mejoran la reparación de la calidad del cabello desde el interior. Consigue una mayor resistencia, elasticidad y cuando hay humedad produce un efecto liso, suave y brillante.

El tratamiento con keratina te consigue un alisado revolucionario. Es un método que suaviza, alisa, y endereza el pelo. No requiere ningún producto químico fuerte, sino más bien emplea una solución que contiene keratina natural para trabajar con las cutículas del pelo y suavemente ocupar su lugar dentro de su cabello.

La keratina funciona especialmente con el cabello dañado, de hecho, cuanto más dañado está el pelo, más tiempo duran los resultados de la keratina. En general, sin embargo, el tratamiento suele durar entre dos y cuatro meses.

Debido a que este no es un tratamiento permanente el cabello volverá a su forma natural. El pelo, sin embargo, se quedará suave, brillante y de aspecto saludable. Se requiere menos tiempo de secado y los resultados serán excelentes en pocos minutos. Como no tienes que trabajar con soluciones térmicas, los daños en el cabello se pueden prevenir.

El resultado final: si tu cabello es rebelde, encrespado o rizado y te gustaría emplear poco tiempo en su mantenimiento, la keratina es el tratamiento ideal.

Publicidad