La cavitación es una solución ¿Cómo me deshago de la grasa acumulada?

Revista Ámbar
Tamaño Letra
  • Font Size

Uno de los “males” estéticos que más incomodan a las mujeres es la acumulación de grasas en algunas partes del cuerpo, especialmente en las piernas, los glúteos y el abdomen.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por especialistas en estética y liposucción, entre el 85% y 90% de las mujeres del mundo sufren de grasa abdominal o piel de ‘naranja’.

Una de las técnicas para eliminar esta grasa es la cavitación, un tratamiento no invasivo que estimula la expulsión de las células sebáceas a través de ondas de sonido ultrasónicos, las cuales masajean la piel y forman burbujas en los tejidos afectados.

La grasa atrapada se convierte en líquido y luego se expulsa del cuerpo mediante el sistema linfático o de la orina.
Cada sesión dura entre 45 minutos y una hora. En algunas estéticas hacen cinco secciones en una semana, en otras 20 durante dos meses y en otros sitios, cada 10 días.

La cantidad de secciones de cavitación varían de acuerdo al estado físico, la grasa acumulada y a las recomendaciones médicas de cada paciente. Sin embargo, los resultados se empiezan a observar entre la tercera y la sexta sección.

Antes de optar por una cavitación es recomendable acudir al médico para una valoración del estado de salud. Y si ya decidió hacerse este procedimiento se sugiere tomar abundante agua antes de cada sección para evitar la deshidratación.

Publicidad