En motel y botadero de basura se ha convertido sector del barrio Cooperativo de Riohacha

La Guajira
Tamaño Letra
  • Font Size
La comunidad denuncia la falta de presencia policial en el sector, por ende, el aumento de casos de inseguridad en la zona.

Acumulación de desechos sólidos, animales muertos, consumo de drogas, malos olores y escenas de personas en actos sexuales, son algunas de las quejas que manifiestan los residentes de un sector del barrio Cooperativo en Riohacha.

Los habitantes de la calle 14g con carrera 20, ubicada específicamente detrás del coliseo Eder Jhon Medina Toro, señalan que la contaminación en esta zona sigue creciendo como espuma debido a la proliferación de malos olores y a la presencia de consumidores de alucinógenos que a diario visitan el lugar.

Oscar Gámez, residente del sector, comentó que “la zona se ha convertido en una guarida para actos vandálicos y en un basurero, imposibilitando vivir aquí, así que hacemos un llamado a las autoridades competentes para que nos brinden una solución”.

Del mismo modo, Yeifer Bermúdez, otro habitante de la zona expresó “hasta el momento ninguna entidad se ha hecho presente y no han realizado mantenimientos que permitan tener este sector en buen estado, por el contrario, muchos vienen acá para arrojar sus desechos”.

Asimismo, Indira Ochoa indicó que “los olores de animales muertos son otra problemática en esta zona, a lo que se le suman las personas que bajo los efectos de la droga ingresan por el patio de las casas para hurtar, por lo tanto requerimos de manera urgente de la presencia de las autoridades en el sector”.

Por otro lado, el residente del barrio, José Miguel Siosi declaró que el espacio está abandonado y lo utilizan como botadero de basura y de escombros, “nosotros como vecinos nos llegan estos olores desagradables, a la vez que somos testigos de los robos que se presentan en la zona”.

Los olores de animales muertos son otra problemática en esta zona, a lo que se le suman las personas que bajo los efectos de la droga ingresan por el patio de las casas para hurtar, la comunidad pide a gritos la presencia de las autoridades.

La falta de alumbrado público y la inseguridad son otras falencias que persisten en esta comunidad, por lo que sus residentes hacen un llamado a las entidades correspondientes a solucionar la problemática.