Declaran calamidad pública en Distracción por invierno

El cura párroco: Jorge Luis Cujia Ariza, quien además invita a los fieles a asistir a la Eucaristía.

La Guajira
Tamaño Letra
  • Font Size

Anualmente, por estos días de Octubre en el municipio de El Molino se realiza una cadena de acciones religiosas en honor a quien se muestra como el patrono de la localidad.

Este domingo, se hizo propicio para fortalecer la fe y de este modo reseñar el acontecer entusiasta de sus habitantes, quienes con el paso de los años han enaltecido desde el carácter de los españoles, con música de viento y tambores la relación con los nativos de la zona, siendo consolidada por la construcción de las tres iglesias más importantes del sur del departamento de La Guajira por lo cual, en su construcción se requirió de la mano de obra de los indígenas Cariachiles.

Toda esta  celebración se inicio con el repique de las campanas que datan desde el año 1775, música y la quema de fuegos artificiales en la plaza principal con lo que se ha tratado de mostrar que el evangelio de San Lucas, es uno de los escritos más encantadores del mundo, según lo manifestó el cura párroco: Jorge Luis Cujia Ariza, quien además invitó a conocer más a fondo esta realidad.

“San Lucas, presenta a Jesús infinitamente compasivo con aquellos para quienes la vida es más dura y angustiosa” agregó el clérigo.  Insiste que el amor de Dios no tiene límites ni rechaza a quien desea arrepentirse y cambiar de vida.

La programación prosiguió a las 7:00 de la mañana con la celebración de la Santa Misa, a las 9:00 una procesión de cuadra, a las 10:00 Eucaristía Mayor y la ceremonia del sacramento de la confirmación, con el obispo de Valledupar: Oscar José Vélez Isaza y a las 4:00 de la tarde la procesión del santo por las diferentes calles de la localidad, que aunque pasada por lluvias, nunca ha impedido la realización de dicha solemnidad desde la época en que sus habitantes fueron objeto del trabajo misionero de los frailes capuchinos.

Esta es otra de las expresiones que persiste hace 243 años, hasta nuestros días y que hace parte de la identidad de este pueblo.

Más Noticias de esta sección

Publicidad