En Sucre pagaron por enfermos mentales que solo existen en el papel: Contraloría

De acuerdo con la Contraloría, las historias clínicas se realizaron de forma fraudulenta.

Sucre
Tamaño Letra
  • Font Size
A un psiquiatra de Bogotá le falsificaron la firma y los sellos y lograron contratos por $2.155 millones de pesos.

La Gobernación de Sucre pagó en el año 2015 gastos de hospitalización y tratamiento de supuestos enfermos mentales por $3.173 millones de pesos, donde los pacientes no existen y la facturación fue cancelada con soportes falsos, denunció hoy la Contraloría General de la República.

Para tal fin, en uno de los contratos usaron el nombre de un médico psiquiatra de Bogotá, cuyo sello y firma habría sido falsificado, inescrupulosos cobraron tratamientos médicos que nunca hizo y hospitalizaciones que jamás ordenó. Y también la firma del funcionario que supuestamente autorizó estos servicios.

Estas irregularidades fueron detectadas en el manejo de los recursos de salud destinados a la Población Pobre no Asegurada (PPNA), por el pago a 5 IPS de la prestación del servicio de internación y atención de pacientes con trastornos mentales, ordenados por la Secretaría de Salud Departamental.

Hallazgos fiscales

Los hallazgos fiscales totalizan la suma mencionada ($3.173 millones aproximadamente), así: IPS 1: $2.155 millones; IPS 2: $468 millones; $IPS 3: $455 millones; IPS 4: $61 millones; y la IPS 5: $32 millones. La Gobernación de Sucre canceló a una IPS facturas por $2.155 millones, con resoluciones de pago de septiembre y noviembre de 2014, febrero y junio de 2015, por concepto de prestación del servicio de internación y atención de pacientes con trastornos mentales, concretamente con patología de drogodependencia. “Estos pagos irregulares fueron ordenados por la Secretaría de Salud Departamental, por solicitud de un médico especialista en Psiquiatría General, egresado de la Universidad Javeriana, quien al ser entrevistado por el equipo auditor precisó que si bien firmó un contrato en 2013 con dicha IPS, por 6 meses, para ir dos veces al mes a valorar pacientes.
Publicidad