Declaran en calamidad pública por sequía en Córdoba

Los ganaderos afectados esperan ayuda de la Gobernación de Córdoba, especialmente con el suministro de alimentos como silo de maíz y melaza, para enfrentar la emergencia de sequía.

Córdoba
Tamaño Letra
  • Font Size
Cerca de mil reses habrían muerto por el fenómeno de El Niño.

Los ganaderos del departamento de Córdoba expresaron su preocupación por el aumento de reses muertas por cuenta de la sequía en los municipios de San Pelayo, Puerto Escondido y Montería, razón por la cual declaran esta zona del país en calamidad pública.

La falta de agua y pasto debido al fuerte verano, ha disparado la muerte de reses, sobretodo vacas debilitadas por la vejez, según lo explicó el ganadero José Antonio Petro.
El número exacto de reses muertas en lo que va del año es difícil de cuantificar en los municipios en mención, pero se habla de un cálculo de mil animales.

“Es grave la situación que se vive precisamente en el municipio de San Pelayo o en los pueblos de la margen izquierda del río Sinú, en corregimientos como Sabananueva, La Madera, Caño Viejo y Buenos Aires”, explicó el ganadero.

Muchas vacas y novillas debilitadas por el intenso verano quedan atascadas en los pozos al momento de ingerir agua para tratar de sobrevivir.

“Hay fincas donde se encuentran entre 20 y 30 reses tiradas en la tierra y pocos después mueren (...) Lo más grave son los problemas ambientales que se presentan con los animales que mueren y no los sepultan”, agregó.

Los ganaderos afectados esperan ayuda de la Gobernación de Córdoba, especialmente con el suministro de alimentos como silo de maíz y melaza, para enfrentar la emergencia.
Habitantes de estos municipios alertaron a la Policía y a la Secretaría de Salud departamental, porque están comercializando carne no apta de ganado hallado tirado en fincas.

Más Noticias de esta sección

Publicidad