“La corrupción se volvió algo normal”: Alejandro Lyons

Alejandro Lyons, exgobernador del departamento de Córdoba.

Córdoba
Tamaño Letra
  • Font Size
El exgobernador de Córdoba reveló en entrevista con ‘W Radio’ la radiografía del saqueo al departamento, admite que se equivocó y pidió perdón. En diez meses en colaboración con la justicia dice que aún no se han tomado decisiones contra todos los involucrados de quienes señala están obstruyendo su colaboración con la Fiscalía.

Diez meses después de estar en Estados Unidos, este martes el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, habló en exclusiva con la ‘W Radio’ sobre los escándalos de corrupción en los que ha estado involucrado, y su papel como testigo clave de la Fiscalía en el ‘cartel de la toga’.

Lyons a sus 36 años reconoció que se equivocó y pidió perdón a su familia y a los electores cordobeses que lo eligieron como gobernador y defraudó al robar los dineros del departamento. El exmandatario aseguró que si va a pagar cárcel en Colombia pero espera que sea en un centro de reclusión especial para que no se comprometa su seguridad.

“Todas las noches le pido a Dios salir de esta situación, no sé qué voy hacer cuando mis hijas estén más grandes para explicarles lo que hice. He metido en problemas a mi papá por ser la única persona con la que cuento. Espero quitarme ese peso de encima que he cargado por todos estos años”, afirmó Lyons.

En la entrevista, Lyons quien reside desde abril desde el año pasado en Miami (Florida), revela la radiografía de la corrupción en Córdoba, los compromisos que adquirió en su campaña, entre ellas las coimas que dice se comprometió a entregarle al hoy detenido senador Musa Besaile.

Las reuniones que sostuvo con Roberto Prieto exgerente de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos. “Tengo una anécdota con Roberto Prieto, yo no lo conocía a él. Le ofrecí whisky, me dijo no, no tráeme aguardiente, me tocó mandar a comprarle una botella, duró dos o tres horas conversando.

Conversamos de todo, de la situación del país, de la campaña", dijo., pero afirmó según él que no se firmaron compromisos de puestos.

El exgobernador también cuestionó que la Fiscalía no ha avanzado en el proceso contra el actual gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, de quien dice está haciendo campaña para que salga elegido Johny, hermano de Musa Besaile, que actualmente está aspirando al Congreso.

También lo acusa de tener un plan para frenar su proceso de colaboración con la Fiscalía, “este señor no solo se ha quedado en el terreno de obstruir a través de su abogado, está pagando testigos para que declaren en nuestra contra, se burla de todo el mundo diciendo que por sus acuerdos políticos no le va a pasar nada.

Las pruebas que yo he entregado contra él son contundentes, me tiene desconcertado pero será la Fiscalía la que tenga que evaluar y decidir que va hacer con él. La Fiscalía no puede ser tan ingenua y pensar que contra mí no va a haber retaliaciones", indicó.