La zozobra corre por cuenta de la falta de agua potable

El mal estado de las redes de acueducto, se ha convertido en el principal dolor de cabeza de sus habitantes.

Cesar
Tamaño Letra
  • Font Size
El primer señalamiento que hacen los residentes de la vereda Los Corazones tiene que ver con la precariedad de este servicio en el corregimiento.

Comprar canecas de agua para el consumo humano a $500, cancelar mensualmente $2.500 más para el mantenimiento de la planta de tratamiento de agua del pueblo, que depende de un fontanero, se ha convertido en la cotidianidad de los habitantes de la vereda Los Corazones, del Cesar.

El mal estado de las redes de acueducto, se ha convertido en el principal dolor de cabeza. Incluso tienen que lidiar la ausencia del líquido para el desarrollo de sus proyectos productivos.
“Hay personas que el agua de aquí no la tomamos, yo busco mi agua. Hay una plantica de tratamiento pero le baja una contaminación tremenda y la tubería pasa de 35 años”, aseguró Octavio Camelo, residente en Los Corazones.

Más Noticias de esta sección

Publicidad