Barranquilla recibe a Junior, campeón de la liga, a ritmo de champeta

Foto que circula en redes sociales

Atlántico
Tamaño Letra
  • Font Size

Barranquilla (Colombia), 13 jun (EFE).- Los jugadores del Junior regresaron este jueves a Barranquilla, donde fueron recibidos por una multitud que los acompañó desde el aeropuerto Ernesto Cortissoz hasta el estadio Metropolitano, en el que celebraron su reciente título liguero a ritmo de champeta.


Encabezados por su técnico, el colombo-uruguayo Julio Avelino Comesaña, los jugadores, que se alzaron en la víspera con el título de la liga colombiana al vencer por penaltis en Bogotá al Deportivo Pasto, recibieron los agradecimientos por miles de hinchas liderados por el alcalde de la ciudad, Alejandro Char, miembro de la familia propietaria del club.

A bordo del carro de bomberos, que encabezó la nutrida caravana desde el terminal aéreo, los "tiburones" llegaron hasta el "Metro" acompañados de la reina del Carnaval de Barranquilla, Carolina Segebre.

Ya en el escenario deportivo, desde una tarima festejaron frente a toda la tribuna de occidental que estaba completamente llena a ritmo de champeta, un género musical muy arraigado en sectores populares en la región caribe de este país suramericano.

Teófilo Gutiérrez y Luis Narváez, procedentes de los populosos barrios de Barranquilla La Chinita y El Bosque, bailaron el pegajoso ritmo, considerado un fenómeno cultural en las zonas marginadas con influencia musical afrodescendiente.

Al baile también se sumó el capitán y arquero, el uruguayo Sebastián Viera, aunque menos diestro que los colombianos.

"¿A papá lo van a hacer callar? no joda", gritó Viera mientras bailaba y con el dedo en los labios hacía recordar el momento en el que, durante la definición desde el punto penal, el delantero del Deportivo Pasto Ray Vanegas falló el tiro que a la postre daría el título del torneo colombiano al cuadro tiburón.

Con el bicampeonato alcanzado en Bogotá ante el Pasto, Junior de Barranquilla obtuvo su noveno título en la liga local, de los cuales tres han sido bajo el mando de Julio Avelino Comesaña, quien con 8 partidos en esta temporada se convierte en el técnico que menos juegos necesitó en un mismo torneo para ser campeón en toda la historia del rentado profesional colombiano.

Comesaña ha dirigido al Junior en nueve oportunidades y como jugador se coronó campeón en el primer título del equipo. Eso fue en 1977 dirigido por los argentinos José 'Puchero' Varacka y Juan Ramón 'la Bruja' Verón.

Desde que el Junior se clasificó para la final del torneo, el empresario barranquillero Cristian Dáez anunció que si el equipo quedaba campeón le rendiría un homenaje a Comesaña con una estatua ubicada en un populoso sector de la ciudad.

Tras la consecución del título, Dáez anunció que ya abrió la convocatoria para se presenten propuestas de diseño para el monumento que se hará en honor al Junior y para la estatua de Julio Comesaña.

"Ya encontramos la rotonda donde se instalará el monumento que le haremos al Junior. Allí pondremos la novena, la décima, la nonagésima estrella de nuestro amado equipo", dijo el empresario en un mensaje publicado en sus redes sociales. EFE