Apasionado por mi vida

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alberto Linero Gómez

Alberto Linero Gómez

Columna: Orando y viviendo

e-mail: [email protected]

En muchas ocasiones nos sentimos ahogados por la forma como llevamos nuestra vida, es decir, entre las obligaciones de nuestro trabajo, las del hogar, y todas las actividades en que participamos no nos damos cuenta que estamos siendo arrastrados por nuestras mismas labores. No podemos dejar que esas actividades aunque hagan parte de la vida misma y de la cotidianidad, permitan que nuestro cuerpo y mente se agoten de una manera en la que prácticamente nos olvidamos de nosotros mismos.

Cada labor que realizamos a diario, se vuelve monótona, y de nosotros depende hacerla divertida o no, en pocas palabras hacer que disfrutemos demasiado lo que hacemos para que no vivamos en conflicto interno de que estoy haciendo lo que no me gusta. Hay que tener claro que la actitud con la que vivimos cada momento es nuestra decisión, nadie puede decidir por nosotros cómo enfrentar las distintas situaciones de nuestra existencia. Esto es, hacer de nuestra vida una vida monótona o una vida apasionante depende de la actitud que decidamos tener ante ellas.

Todas estas situaciones hacen que el ser humano actúe de diferentes formas, por eso, debemos buscar espacios de tranquilidad, de análisis, y de relajación, en los que nos detengamos a descansar la mente o hacer que ésta se distraiga un poco, para luego no saturarla de aburrimiento y dejadez. Lo que quiero decir es que debemos amar lo que hacemos, ser apasionados en cada actividad que realicemos, para después no dejarla tirada por el simple hecho de que no nos gusta, también soy consciente que en la vida muchas veces hacemos lo que nos toca y no lo que deseamos, pero en estos casos como en todos, hay que pedirle a Dios mucha fortaleza para que logremos realizar el trabajo de una manera agradable y así poder obtener buenos resultados.

En realidad debemos aprender a amar lo que hacemos, y saber colocarle un alto a ese stress que muchas veces nos domina, lo más importante es que dejemos prudencialmente que la mente y el cuerpo descansen para poder obtener éxito en lo que realizamos. La idea de trabajar en equipo no es solo que un grupo de gente se unan y listo, no, la verdadera idea es que cada quien dé sus puntos de vista para lograr un bien común, que además de una satisfacción personal, exista la colectiva, porque como seres humanos podemos llegar a puntos de acuerdo, trabajar en objetivos que nos satisfagan personalmente y a la vez colectivamente.
Hoy tienes que preguntarte ¿amas lo que haces? ¿Estás a gusto con tus tareas diarias? ¿Qué puedes hacer para apasionarte más por tu trabajo? ¿Cómo puedes mejorar tu actitud frente a las tareas diarias? Si dejas que la vida se vuelva aburrida pronto no tendrás ganas ni ánimo para vivir. La única manera que siempre haya en ti fuerza y ánimo es que sientas que lo que haces es lo que a ti te gusta y te está realizando. El que no ama lo que hace es un desocupado así haga bastante. Hoy es un buen día para comenzar a apasionarte por cada una de tus labores. Es el momento de llenarte de alegría y de gozo por lo que estás haciendo. Te bendigo y te deseo lo mejor, ánimo.

Más Noticias de esta sección

Publicidad