¿Where are you going?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Caicedo Correa

Jorge Caicedo Correa

Columna: Opinión

e-mail: jcaicedoster@gmail.com

Le preguntaron a mi hermana hace treinta años cuando era funcionaria en las Naciones Unidas y pidió sus vacaciones anuales y ella contestó: A Colombia. Enseguida se prendieron las alarmas, la funcionaria la pasó con un asesor de Seguridad y ella respondió, soy colombiana y voy a visitar a mi madre.

En 1985 los delincuentes del M-19 estaban en su apogeo delictivo, estaban implantando la nueva modalidad de sembrar minas anti personales o quiebra patas y con el dinero del patrón del mal, Pablo Escobar, asaltaron el Palacio de Justicia fusilando a Magistrados y rehenes.

Ahora, por los fundamentalistas islámicos, la situación mundial es diferente, se prenden las alarmas cuando la persona menciona que va a viajar a un país Islámico del Medio Oriente, el Jueves 19 de Marzo de la manera más absurda, asesinaron a 23 personas, siendo 20 turistas extranjeros entre ellos dos connacionales, la esposa del General Camelo; Miriam Martínez y su hijo Javier Arturo Camelo, con la presunta complicidad de la guardia del museo "El Bardo" porque coincidencialmente no estaban en su puesto. No creo en coincidencias. Este lamentable episodio lo vimos por los noticieros hace dos días.

Llegaron al Magreb, en un recorrido por el Mediterráneo, zarpando de España y arribando a Túnez, donde unos desquiciados en nombre del Estado Islámico acusaron a los turistas de ser "Cruzados"; acciones de hace más de mil años.

Los Yihadistas islámicos también acusaron de "Apóstatas" a las autoridades tunecinas, esto es, están viviendo en la época del oscurantismo religioso, é inclusive hace unos días arrasaron con la antigua capital del imperio Asirio Nínive, destrozaron obras de más de 5000 años de antigüedad, destruyeron las imágenes de sus dioses el toro y el león alado entre cánticos religiosos del Islam.

En Egipto, que el 18 de Noviembre de 1997 los Yihadistas mataron 60 turistas, la Hermandad Musulmana propugnaba por destruir las esculturas de los dioses antiguos, querían destrozar la esfinges, esto es acabar con el turismo porque ellos llegan es a visitar el Valle de los Reyes, las tumbas faraónicas, sobre todo la de Tutankamón, el Museo del Cairo, no a pasear en camello en el desierto.

En Afganistán destrozaron los Budas de piedra, religión de 2000 años antes de Cristo, quieren aislarse, decapitando cristianos y acabar con el estado de Israel.
No se dan cuenta los fundamentalistas islámicos, que antes de su respetada religión, existieron otras que dejaron huellas en mármol o en piedra y que el mundo es una aldea global; que de odios no se puede vivir, asesinando turistas y destrozando sus reliquias históricas que es el atractivo turístico no van a llegar a ninguna parte, porque ahora cuando se pregunta por un paquete turístico a su territorio, se le pregunta ¿Are you crazy? ¿Está usted loco? Quiere que lo maten?

Publicidad