Jesús modelo de vida

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alberto Linero Gómez

Alberto Linero Gómez

Columna: Orando y viviendo

e-mail: [email protected]

No se puede vivir la vida sin un norte, sin un saber para dónde se va, siempre es necesario tener claro el objetivo fundamental por el que estamos luchando.

Así como hay pequeños y medianos objetivos tiene que haber un gran objetivo en la vida, ese que nos impulsa a trabajar, a luchar a dar lo mejor de nosotros y de alguna manera nos orienta en la vida.

Tampoco se puede esperar que otros hagan la vida por nosotros, esa es nuestra intransferible responsabilidad. Las decisiones más importantes de la vida las tenemos que tomar nosotros, nadie más puede hacerlo.

Y si dejamos que otros lo hagan tendremos que asumir las consecuencias, porqaue esas son intransferibles. Estamos llamados a hacer nuestra propia vida con las mejores actitudes y decisiones.

Por ello es importante tener claro cómo estoy dirigiendo mi existencia, para dónde la estoy llevando. Dejar la vida al azar es construir nuestra propia frustración y desilusión.

Dirigir la vida no es fácil pero es lo que tenemos que hacer. Los creyentes tenemos en Jesús un modelo a seguir para dirigir de manera adecuada nuestra vida.

Es importante darse cuenta cómo Jesús manejaba los tres ejes fundamentales de la existencia: la relación consigo mismo, la relación con los demás y la relación con el absoluto (Dios). Tenemos que estar atentos a cómo El vivía estas tres relaciones y así tratar de seguirlo para poder llevar nuestra vida por el camino que nos realiza.

Ahora, cuando el hombre le entrega la vida a Dios, lo que hace es ser libre de las ataduras del pecado; no es que Dios le quite su libertad y que lo haga un títere, es que le da la mejor opción para ser.

El Señor no es una opción mágica, ni azarosa, ni que nos quite responsabilidad o libertad en nuestra vida; sino que nos hace ver más allá y nos posibilita a sacar siempre lo mejor de nosotros.

El que vive en un relación con Dios lo que hace es asumir una propuesta ética existencial expresada en la persona de Jesús.

No hay un libreto que seguir sino un modelo que libremente me inspira para vivir. No se me impone ningún comportamiento pero si se me motiva a entender las consecuencias de vivir de una u otra manera.

Si queremos ser luz del mundo tendremos que vivir a la manera de Jesús, no sólo porque es el camino que nos conduce a nuestra felicidad sino porque de esa manera podemos provocar a otros a vivir de una manera diferente a como esta sociedad les propone.

Creo que ahora te queda a ti la tarea de revisar el modelo existencial de Jesús ¿cómo vive en su relación con el Padre Dios? ¿Cómo se relaciona con los hermanos que están a su alrededor? ¿Cómo se relaciona consigo mismo? Esto exige una detenida lectura de los evangelios tratando de responder estas preguntas.

Estoy seguro que allí encontrarás un modelo de vida que te inspirará a dar lo mejor, porque tendrás claro tu norte de vida y también podrás ver cómo puedes hacer tu propia existencia, a partir de tus propias decisiones.

Ten la certeza que Dios actúa en nuestro corazón y nos ayuda a dar lo mejor. La fuerza del Espíritu Santo está actuando en nuestro ser. Animo.

Da lo mejor de ti y lucha por ser feliz. Estaré orando por ti, estoy seguro que puedes salir adelante. Fuerza y confianza en Dios.

Publicidad