La degradación del poder

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Caicedo Correa

Jorge Caicedo Correa

Columna: Opinión

e-mail: jcaicedoster@gmail.com

Durante el mes de Febrero aparecieron los videos en las redes sociales de la hoguera donde se quemó vivo al piloto jordano Moaz Kassabeh por los yihadistas musulmanes del Isis.

El prisionero fue quemado vivo el 3 de Enero; se decretó la sentencia por medio de una "Fatua" que lo sentenció a ser "Purificado por el fuego" castigo a los no musulmanes, ó apóstatas; el piloto inmolado era musulmán chiita.

Como antecedente se tiene que el profeta Mahoma cegó con una varilla al rojo vivo a dos subalternos por considerarlos apóstatas, lo mismo hizo su compañero de lucha Khalid Al-Walid que quemó vivo a varios apóstatas y de otras religiones. Los Hanafi y Shafi del Islam lo ponen en práctica actualmente.

La respuesta del rey Abdalá II fue fusilar a dos prisioneros que querían canjear por el piloto e intensificar los ataques aéreos. No se dejó intimidar por la salvajada.

Posteriormente los yihadistas decapitaron a otro rehén japonés Kenji Goto.
En nuestro caso, Colombia tiene una coexistencia pacífica con la muerte, el 03/09/2010 en el periódico El Espectador se leyó la noticia que en Maguare, corregimiento del Doncello, Caquetá, capital Florencia, las Farc activaron al paso de una patrulla de la Policía Nacional 23 cargas explosivas y a los sobrevivientes heridos, los rociaron con gasolina quemándolos vivos al estilo yihadista.

Esta información la proporcionó el secretario de Gobierno del Caquetá, Edilberto Ramón Endo, sindicando de esta barbarie a la columna móvil Teófilo Forero de las Farc, que los volaron con explosivos y estando heridos los rociaron con gasolina en un acto de barbarie indescriptible sin necesidad de Fatua.

En el mismo Caquetá, en su capital Florencia, el 23 de Diciembre del 2009 se leyó en el diario El País de Cali, la infausta noticia de que el gobernador Luis Francisco Cuellar fue degollado por la misma tenebrosa columna de las Farc.

Estos actos demenciales con lo que los yihadistas musulmanes tienen al mundo abismado, pero a los colombianos las Farc nos tienen acostumbrados y desgraciadamente tenemos múltiples ejemplos para citar.

Ojalá se llegue a un acuerdo en la Habana, entreguen las armas y las rutas del narcotráfico, porque desafortunadamente esta tenebrosa organización está enviando a los colombianos otro mensaje, como es negociar la reestructuración de las Fuerzas Militares y la fusión de sus combatientes con la Policía Nacional en una rural y con estos dos puntos que les acepte el gobierno, dentro de pocos años se toman el poder y estaremos al estilo de Venezuela que en poco tiempo destruyeron su potencial petrolero con el embeleco del Socialismo del Siglo XXI, ó al estilo cubano con racionamiento y los gobernantes inventando golpes de estado, magnicidios, ó ataques del imperio que nunca van a llegar.

Publicidad