Los colombianos no tenemos memoria

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Caicedo Correa

Jorge Caicedo Correa

Columna: Opinión

e-mail: jcaicedoster@gmail.com

Cuando oí estas palabras expresadas por el comentarista de televisión y columnista de Semana León Valencia en el programa donde se recreó el pavoroso secuestro del avión de Avianca vuelo 9463 el 12 de Abril de 1999 en la ruta Bucaramanga - Bogotá por la cuadrilla de antisociales "Héroes de Santa Rosa" del Eln y fue obligado a aterrizar en la pista que ellos custodiaban para el despacho de drogas "Los Sábalos", localizada en la vereda El Piñal, corregimiento de Vijagual, entre los municipios de Simití y San Pablo en el sur del departamento de Bolívar con 35 pasajeros 5 tripulantes y seis terroristas; quedé anonadado.

Al entender o escuchar esa sentencia, suspendí la acción de cambiar la emisora para ver el programa porque el comentarista Valencia fue hasta 1994 miembro del Estado Mayor de esa organización delictiva, lo sindicaban de ser el "Jefe de Finanzas", esto es presuntamente manejó plata de ese abominable delito como es el secuestro y por eso la mayoría de los colombianos no confiamos en él y muchos lo sindican de cambiar de frente, al frente político.

La versión de la televisión, es una verdad a medias que es peor que una mentira. En una forma magistral, recrean la firmeza del capitán del avión al no permitir ser liberado sin la hija; porque Avianca pagó el rescate de la tripulación pero el comandante de la cuadrilla de terroristas no quería dejar ir a la hermosa joven hija del piloto y la benevolencia de los antisociales de bajar el precio del rescate de Gloria Amaya, la última en ser liberada. Que desgracia.

Los secuestradores le llaman "Mercancía" a los secuestrados y si esta se deteriora se devalúa, esto es devolvieron a la joven después de un forcejeo interno en buenas condiciones; respetando el pago y la firmeza del padre.

Evitaron comentar que por la crudeza del cautiverio falleció el secuestrado Carlos Gustavo González que no aguantó la tortura en la selva.

Tampoco se recreó las enfermedades como leishmaniasis, malaria, etc. que adquirieron en la selva los pasajeros, porque esos costos; los asumimos los colombianos; el Estado salió condenado a indemnizar a los plagiados; no Avianca.

Digo Avianca porque no quedó claro como ingresaron las armas antes de la requisa de los pasajeros al Avión vuelo 9463.

La finalidad del programa es recrear las bondades de un acuerdo con los terroristas del Eln para evitar que sigan haciendo desmanes, desde ese punto de vista León Valencia hace un buen papel, aunque no comparto que nos tilde de olvidadizos, tal vez de sometidos, escribir estas columnas es riesgoso; nos toca sortear amenazas y cuidarnos para que no las cumplan. No es fácil.

Ojalá los diálogos de paz en La Habana prosperen y arrastren al Eln y a todos los grupos al margen de la ley, pero con la verdad completa y se olviden de la toma del poder por las armas, porque si no dentro de veinte años estaremos peor con unos en el monte y otros en el Senado o los medios de comunicación.

Más Noticias de esta sección

Publicidad