Centralismos 1, 2 y 3 se demuestra otra vez

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Carlos Rojas Centeno

Carlos Rojas Centeno

Columna: Opinión

e-mail: carlosrojas9114@outlook.com

El virus del Chicunguña tiene una sintomatología con brote, fiebre, dolores articulares y musculares, síntomas que atemorizan a todos los Departamentos de la Costa Caribe, pues es esta parte del país la más afectada por el virus, es por eso que todas las alarmas están encendidas para tratar cualquier caso que se presente.

En los últimos días, el común denominador en una conversación en cualquier rincón es del virus del Chicunguña, si lo miramos así, si es viral, para nadie es un secreto y todos están prevenidos, los buenos días fueron remplazados por "oye y a ti no te ha picado el Chicunguña". Bueno aunque muchas veces se les llama con otro nombre, por ejemplo, el ‘Chicozuñiga’.

Pero no es solo la Costa Caribe la azotada por el virus, pues también se registran casos, aunque en menor magnitud, en otras partes del país como en Santander, Huila, Valle, Villavicen-cio, Arauca y otras donde no se notifican casos pero que hay seguridad de que el virus ha llegado.

Pero, lo importante es que a la capital no ha llegado (así piensan los cachacos o eso dan a entender) porque en Bogotá solo hasta ahora se conocen alrededor de 20 casos y son de personas que vienen del exterior o estaban de vacaciones por el país. Y, como la enfermedad no se puede transmitir porque el vector mosquito no resiste la altura de la capital, allá están inmunes del virus, igual cuando en las épocas del Dengue, que cuando tocó a Bogotá se inventaron a buena hora, vacunar a todos contra el Dengue, por el contrario no hubiese existido ninguna reacción como ahora.
Y como en la capital están inmunes nuevamente demuestran que somos un país altamente centralizado y que si en Bogotá no se afecta, en Bogotá no se mueve un dedo para ayudar al resto de la Nación.

No me quiero imaginar donde no fuera viral la enfermedad y se pudiera transmitir, ya el gobierno Nacional hubiese iniciado un plan de contingencia para evitar la proliferación y la Costa por lo menos tuviera más que una visita de autoridades en Salud diciendo cifras de la enfermedad en todo el país.

Pero la realidad es diferente, acá vemos como nuestras Secretarías de Salud, Departamental, Distrital y Municipales con escasos recursos y con Hospitales intervenidos (caso del Magdalena) afrontan la enfermedad, con medicamentos escaseando y con la comunidad con una percepción alarmante.

Ñapa: con la liberación del soldado Becerra, a los del Centro Democrático y de los enemigos de las conversaciones no saben ni que opinar, al parecer las Farc con sus gestos están demostrando que quieren estar en otros escenarios distintos a los de las selvas.

Ñapita: con la sanción de la ley de inspección y Vigilancia, que entre otras se inmiscuye en la Autonomía Universitaria, se destapará una cajita de pandora, "hay otras Universidades en situaciones similares" pero ¿porque ahora? Y ¿no cuando los estudiantes lo denunciamos? Es que ese es el comienzo de una reforma a la ley 30 que se cocina en el congreso y que va ser motivo de paros universitarios, paros con justa causa, pues ya nos metieron el gol del 2014 con sus mentiras y más.

Más Noticias de esta sección

Publicidad