Moneda corriente

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Carlos Rojas Centeno

Carlos Rojas Centeno

Columna: Opinión

e-mail: carlosrojas9114@outlook.com

En la columna pasada nos referimos a que es la nueva generación, esa generación diferente la que debe estar al frente de las próximas contiendas electorales, debemos evitar que la politiquería tradicionalista siga gobernando en nuestro departamento, y que nuevamente llegue a los lugares más recóndito de nuestra ciudad y departamento engañando sus pobladores con su Moneda Corriente: Las Mentiras.

El Departamento del Madalena, la Ciudad de Santa Marta y todos los municipios de este parte de la región Caribe no necesitan Burgomaestres que gobiernen por cuatro años tratando de exprimir nuestras entidades territoriales y poder obtener las exageradas sumas de dineros que invirtieron en las campañas Política, nosotros necesitamos Administradores, que tengan capacidad de aumentar el presupuesto de libre destinación de la Gobernación, del Distrito y los Municipios del Magdalena, y de esta manera poder incrementar la inversión en el campo social, ojo, no que sea para la inversión social y no para su patrimonio personal o familiar.

Nuevamente nuestro departamento se rajó en Educación, pero lo grave no es que no haya pasado la prueba, lo grave del asunto es que por años venimos siendo un departamento con bajos niveles de educación y nuestros dirigentes poco o nada hacen para salir de la crisis educacional que atraviesa el Magdalena.

¿Dónde está la inversión en educación en el Departamento? Mucha pena me da al saber que nuestros estudiantes de básica, media y secundaria no tienen niveles de competencias en comparación con nuestros similares regionales. Pero está es una situación no desconocida para nadie y sin embargo, nuestra dirigencia no interviene ni renegocia con el Gobierno Nacional una financiación de nuestra estructura de educación inviable.

Otro problema que afronta nuestro departamento es la crisis Hospitalaria en que se encuentra nuestra red, que triste es ver como a través de la comisión de salud del órgano de control político del Departamento se da conocer lo conocido, "existen Hospitales como el de Pivijay y El Banco que será imposible salvarlos financieramente" pero hay que decirle a la Asamblea Departamental que no solo son esos dos Hospitales porque la crisis ha tocado a todos los municipios del Departamento.

Qué vergüenza se siente al escuchar al Gobernador del Departamento decirle al Director de Planeación Nacional, Simón Gaviria, que el Departamento en su presupuesto de libre Destinación no tiene ni para pagar un metro de asfalto, es decir el Departamento está quebrado, ¿pero qué se hace para sacarlo del abismo?

En el departamento de Magdalena son muchos los problemas que se afrontan, pero es quizás estos dos los que se encuentran en lo profundo del barranco y la conclusión a que podemos llegar es a la siguiente; es la juventud del Magdalena la más preparada para afrontar de manera frontal los retos del departamento, pero

¿Por qué la juventud? Sencillo, porque los que nos gobiernan no han podido y por el contrario nos ha sucumbido más. Pero no solo por ser jóvenes e innovadores sino, porque cuando hay un colectivo juvenil dispuesto a voltear la arepa que se está quemando lo hace, experiencias en Colombia las hay y muy buenas.

Ñapa: en reunión con el Director de Planeación Nacional Simón Gaviria la representación académica le expuso en las mesas de construcción del Plan la importancia de la construcción de dos sedes de la Universidad del Magdalena, una en la subregión centro y otra en la del sur.

Ñapita: el cese unilateral del operaciones del Farc en el verdadero comienzo del fin del conflicto, ahora si la comunidad internacional está pendiente del proceso de paz en Colombia porque quieren hacer veeduría que la gloriosa fuerzas militares sean cumplidoras del Derecho Internacional.

Más Noticias de esta sección

Publicidad