El controvertido Papa Francisco (II parte)

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Oscar Bravo Rojas

Oscar Bravo Rojas

Columna Sociológica

e-mail: osbraro@gmail.com

Continuando con las frases controvertidas y a veces salidas de tono de este alto jerarca eclesiástico, quisiera resaltar otras más

."Los obispos y sacerdotes deben ser pastores y no lobos rapaces" El Papa solicitó durante una de sus misas diarias en la capilla de Santa Marta, su residencia en el Vaticano, que los fieles dediquen sus oraciones para que los curas y obispos no cedan a la avaricia del dinero y el poder, para que "sean pastores y no lobos rapaces".

"Cuando el obispo o el sacerdote se aprovechan del rebaño, cambian las tornas; ya no es que trabajan para el pueblo, sino que se aprovechan del pueblo", advirtió a los religiosos y personal del Vaticano que le escuchaban.

Añadió que entrar en el "carrerismo [competición] y causan mucho daño a la Iglesia". "Hacen el ridículo y, aunque se vanaglorian y le gusta sentirse poderosos, el pueblo no les ama. Por ello, rezad por nosotros, para que seamos humildes, mansos, al servicio del pueblo", pidió.

Hablando de las monjas manifestó: Las monjas deben ser "madres espirituales y no solteronas". En una reunión con 800 religiosas a principios de mayo, Francisco habló sobre la castidad a la que están encomendadas. Aseguró "que amplía la libertad de la entrega a Dios y a los demás con la ternura, la misericordia y la cercanía a Cristo". "Pero por favor, una castidad fecunda", pidió.

"Una castidad que genere hijos espirituales en la Iglesia. La consagrada es madre, tiene que ser madre y no solterona".
Consciente de la contundencia de sus palabras añadió: "Perdonadme si hablo así, pero es importante esta maternidad de la vida consagrada, esta fecundidad".

En cuanto al dinero expresó: "El dinero tiene que servir, no gobernar"
"Hemos creado nuevos ídolos. La antigua veneración del becerro de oro ha tomado una nueva y desalmada forma en el culto al dinero y la dictadura de la economía, que no tiene rostro y carece de una verdadera meta humana",

Asegura que "el dinero tiene que servir, no gobernar" y critica a los mercados financieros: "Se ha establecido una nueva, invisible y, en ocasiones, virtual tiranía, una que unilateralmente e irremediablemente impone sus propias leyes y reglas".
De la labor de la iglesia dice: "La Iglesia no es la niñera de los cristianos".

"Cuando hacemos esto, la Iglesia se convierte no en madre, sino en niñera, que cuida al niño para adormecerle. Tenemos que pensar en el bautismo y en nuestra responsabilidad de bautizados [para anunciar a Cristo]".Sin el espíritu santo, el cristiano es un mero "idólatra"

El Espíritu Santo es un "Dios activo, un Dios que nos hace recordar, que nos despierta la memoria", para que el creyente no olvide "el momento en el que obtuvo la gracia de encontrar a Jesús y todo lo que Jesús le dijo".

Considero que los jerarcas o subalternos del Papa debieran no solo tomar como celebres sus frases, sino que la debieran poner en práctica, al igual que ciertos pastores, reverendo de diferentes denominaciones, que hacen del evangelio un negocio, y son piedras de tropiezos para los demás.

Más Noticias de esta sección

Publicidad