De Sentencias a Tutelas

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Caicedo Correa

Jorge Caicedo Correa

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Se han hecho celebres en el país personajes que han ganado un sinnúmero de Tutelas, contra el Estado que respetando el concepto jurídico de los Togados, son imposible de cumplir.
Traigo a colación la que ordena al señor Presidente retirar la base de control antinarcóticos en la zona crítica Vereda del Mango, Municipio de Argelia Valle del Cauca, por hostigamiento de las Farc en el cruce de la cordillera donde se controla las rutas del narcotráfico a la Costa del Pacifico. Se debe trasladar, de acuerdo a la sentencia el puesto de control al sitio del Plateado, para dejar el corredor estratégico libre para que las bandas delincuenciales transiten con insumos para el narcotráfico, secuestrados y diferentes acciones delictivas.
La otra sentencia es risible, ordena dotar al personal uniformado de miras telescópicas con visión nocturna para las armas. Use las Snipper Scott.
Con todo el respeto, el señor Juez y los Magistrados del Tribunal de Cundinamarca, habrán visto el funcionamiento de esas miras en las películas de Rambo, pero respetuosamente les recuerdo que eso es Hollywood, para que ocurra de esa manera tiene que estar reglada la mira telescópica con la del arma y hay que saber utilizarla ya sea como franco tirador, escogido o nato, no todos las pueden usar, se necesita cualidades especiales y entrenamiento.
Hay otra mas simpática, ordena cambiar la Tabla y Organización de Equipo, TOE y dotar a la Policía de Ametralladoras M-60 y lanza granadas M-40.
La Policía Nacional las posee no para todos los eventos. El sirviente de la ametrallador M-60 debe ser una persona especial, va a cargar un arma pesada en una patrulla de combate, con dos cananas de 250 cartuchos cada una y necesita dos ayudantes que se llaman sirvientes o amunicionadores.
Imagínense un fornido Policía con una ametralladora M-60 escoltado de los amunicionadores persiguiendo un raponero. O lo que paso en Bogotá, que un carro particular estaba haciendo de taxi a la salida de una Universidad, llevaba sobre cupo; la Policía Nacional dentro de sus funciones le ordeno parquear y este irresponsablemente escapo poniendo en riesgo la integridad de la patrulla porque casi los atropella y en este confuso y doloroso incidente se le escapo del arma de dotación a un patrullero un tiro de la pistola 9mm. Con tan mala suerte que impacto en la cabeza de una universitaria causándole la muerte. Que tal que ya hubieran cumplido la sentencia y estuviera dotado de un lanzagranadas, hubiera matado al chofer irresponsable y sus seis pasajeros.
Señores Magistrados dejen esas consideraciones a los que se han graduado en Estado Mayor de la Fuerzas Militares o altos estudios de la Policía hasta que se restaure la Justicia Penal Militar para que legisle sobre estos temas porque una base de patrullaje o de control, se instala donde se necesita con estudio táctico estratégico del terreno, no un móntelo mas adelante donde no sirva y cada unidad tiene sus armas de dotación de acuerdo a su misión.

Publicidad