Importantes efemérides en octubre

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Vanegas Mejía

José Vanegas Mejía

Columna: Acotaciones de los Viernes

e-mail: jose.vanegasmejia@yahoo.es

Este mes, que se aproxima a su final, trajo algunas efemérides que vale la pena resaltar. Son recuerdos de vidas valiosas, destacadas cada una de ellas en campos distintos del diario acontecer. Hablaremos hoy de Groucho Marx y del escritor y poeta español Rafael Alberti, aunque aparentemente no haya un hilo que enlace sus actividades.
Groucho Marx fue un gran actor y humorista estadounidense. Nació en Nueva York el 2 de octubre de 1890. Hay quienes se atreven a llamarlo "el cómico más gracioso e ingenioso de todos los tiempos". Su primera presentación la realizó como cantante en 1905, en un espectáculo de vodevil. Con sus cuatro hermanos formó un grupo que en la década de los años 20 hizo agudas críticas a la alta sociedad norteamericana y en general a la hipocresía humana. Los Hermanos Marx (Groucho, Chico, Harpo, Gummo y Zeppo) actuaron en el cine mudo, pero a partir de 1929, con la película 'Los cuatro cocos' iniciaron una carrera exitosa con las películas 'Pistoleros de agua' (1931),'Plumas de caballo' (1932), 'Sopa de ganso' (1933), 'Una noche en la ópera' (1935), 'Un día en las carreras' (1937), 'Los Hermanos Marx en el Oeste' (1940), 'Tienda de locos' (1941) y 'La historia de la humanidad' (1957).
Una pequeña muestra del humor de Groucho Marx (verdadero nombre: Julius Henry Marx) se aprecia en algunas de sus frases: "Tengo la intención de vivir para siempre, o morir en el intento"; "¿Que por qué estaba yo con esa mujer? Porque me recuerda a ti. De hecho, me recuerda a ti más que tú"; "Disculpen si los llamo caballeros, pero es que no los conozco muy bien"; "Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente". A un escritor le dijo lo siguiente: "Desde el momento en que cogí su libro me caí al suelo y rodé de la risa. Algún día espero leerlo".
Otra efemérides de este mes nos recuerda al poeta dramaturgo y escritor español Rafael Alberti, quien nació en el Puerto de Santa María, en Cádiz el 16 de diciembre de 1902. Se trasladó a Madrid y en 1924 obtuvo el Premio Nacional de Literatura por el primer libro que publicó: 'Marinero en tierra', en el cual universaliza el mar. En 1926 publicó 'La amante', relato poético de un viaje en automóvil. En 1927 apareció 'El alba del alhelí'. Estos tres poemas se inscriben perfectamente en el romancero español pero con clara tendencia vanguardista. Perteneció a la Generación del 27, grupo que se formó como homenaje a Luis de Góngora, padre del gongorismo o culteranismo español.
El poeta Alberti, influido por Góngora, escribió 'Cal y canto' y 'Sobre los ángeles' en 1929. Esta última composición es considerada su obra maestra.
El poeta gaditano, en medio de una crisis personal publicó 'Sermones y moradas' (1930) y se ubicó plenamente en el surrealismo. Por algo estaban en pleno auge André Breton, Salvador Dalí y Pablo Picasso, entre otros. Su talento artístico atravesó los predios del anarquismo para dejar a su paso la elegía 'Con los zapatos puestos tengo que morir' (1930). En la obra en prosa 'La arboleda perdida' Alberti reseña su vida entre los años 1959 y 1987. En vida Alberti recibió numerosos reconocimientos, entre ellos el Premio Lenín de la Paz (1966) y el Premio Cervantes (1983). Murió en 1999.

Más Noticias de esta sección

Publicidad