La Cabal ¿estará en sus cabales?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Oscar Bravo Rojas

Oscar Bravo Rojas

Columna Sociológica

e-mail: osbraro@gmail.com

"nada es más peligroso en el mundo que la
ignorancia sincera y la estupidez concienzuda".
Martin Luther King
Cuando hablamos de una persona cabal, nos referimos a aquella que tiene un sano juicio, sensato; sin embargo en Colombia, una "congresista" de apellido Cabal, que debiera hacer honor a su apellido hace todo lo contrario, cada vez que abre su boca es para proferir improperios, primero contra el más grande y único Nobel que hemos tenido: Gabo, al desearle que fuera al infierno una vez se supo de su muerte, y ahora demostrando su ignorancia sincera y su estupidez concienzuda, que según Luther King, es lo más peligroso del mundo, se ha metido en camisa de once varas con la población afrodescendiente del país.
El prejuicio es el hijo de la ignorancia, manifestaba el escritor William Hazlitt, esta señora, si es que se le puede llamar así, y no de otra manera, ha manifestado una vez más su intolerancia, su racismo y desde luego su resentimiento social y xenófobo, al manifestar: "Si uno pone a trabajar a los negros se agarran de las greñas", si esto lo dice una "congresista", los mal llamados "padre de la patria", los cuales son elegidos para legislar y defender nuestros derechos, que esperamos sean los más centrados y probos, sin embargo no lo hacen, en el caso de la Cabal, lo utiliza para despotricar de todo y por todo lo que muestra su grado de formación y tolerancia.
Ella argumenta que debe preservarse el derecho a la libre expresión, pero resulta, esta Cabal, cada vez que se pronuncia se lleva por delante no solo al más ilustre hijo que ha dado nuestro departamento, la región, el país y América latina en general, como lo es Gabriel García Márquez, hasta faltarle el respecto a un vasto sector de los afros, los cuales como es lógico, se han manifestado, declarando a esta burguesa recalcitrante, persona no grata.
Como fiel representante de los afros, pienso que merecemos respeto, todos y cada uno de nuestros miembros, quienes somos personas de bien, pensantes, trabajadoras, que cada vez se nos trata de invisibilizar como lo ha tratado de hacer este funesto personaje, pero que no lo va ha conseguir, ni ella ni quienes quieren ir al Congreso sin ser afro, sin tener sentido de pertenencia hacia esta sufrida y poco valorada raza.
Finalmente pienso que hay que tenerle mucha consideración a esta señora que quizás esta fuera de sus cabales, pues alguien decía alguna vez que entre más pequeño es el cerebro, más grande es la boca, y esto es precisamente es lo que sucede con esta paciente…y recuerden mis queridos afros que las botellas que más suenan son las vacías, así que no le demos importancia a lo que no se merece, porque finalmente el prejuicio es el hijo de la ignorancia, y esto es lo más peligroso de este mundo. Evitemos caer en este mal los afros descendientes.

Más Noticias de esta sección

Publicidad