¿Y el pueblo qué?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Cecilia Lopez Montaño

Cecilia Lopez Montaño

Columnista Invitada

e-mail: [email protected]

El martes anterior El Heraldo.com publicó la siguiente noticia: "3 reconocidos personajes de la política en el Atlántico se reunieron para buscar acuerdos que se reflejarían en las próximas elecciones de alcaldes y gobernadores. Fuad Char Abdala, (…) reveló que ha conversado con su homólogo, (…) Roberto Gerlein, y con (…) José Name Terán. Char aseguró que se debe buscar un consenso sobre 2 personas" que se comprometan a seguir el trabajo realizado en la Alcaldía de Barranquilla y en la Gobernación. Name ha expresado que se deben "dejar las peloteras y los enfrentamientos" y que se debe "buscar una solución política". Por su parte, Gerlein comentó que se debe consolidar una "coalición funcionante". En estos acuerdos, Char propondría como candidata a la Alcaldía de Barranquilla a Elsa Noguera, ex fórmula vicepresidencial de Germán Vargas, para que Name y Gerlein acuerden el candidato a la Gobernación del Atlántico. Para ese cargo se mencionan, entre otros, al ex ministro de Minas, Hernán Martínez y al general (r.) Freddy Padilla."

Esta es una postura anunciada: la trinca de siempre, Char, Name y Gerlein, deciden el futuro de la ciudad y del Departamento como si fueran los dueños. Que lo hagan no debe sorprender: han manejado a su leal saber y entender esta parte del país, pero lo incomprensible es que nadie diga nada. ¿Será que no le han explicado bien a estos políticos en qué consiste la democracia? ¿Qué es el pueblo soberano el que escoge a sus candidatos para que dirijan sus destinos y no tres personajes por importantes, ricos y poderosos que sean? Pero como estarán de seguros de su poder que lo plantean como buenos costeños, sin arrugarse, como diría un cachaco. O sea, esta tierra es de ellos y por un poder que desconocemos, está en sus manos el destino de los barranquilleros y de los habitantes del departamento del Atlántico. Char parece ser el gran jefe del clan político porque es el que ha tomado la vocería; Name hace unas declaraciones sorprendentes: parecería que las peloteras y enfrentamientos se deben evitar al señalar a dedo, el de ellos obviamente, quienes serán los elegidos y eso, no es más que el sano ejercicio de la democracia. Maravilloso ¿verdad? Y Gerlein, muy elaborado propone "una coalición funcionante", ¿para quién? Para ellos naturalmente.

¿Y el pueblo qué? Cuando se tiene los niveles de pobreza y marginalidad que tienen el Departamento y la ciudad de Barranquilla, es obvio que ese pueblo raso se tranza por unas tejas, unos bultos de cemento, un mercadito y hasta una portería en las Olímpicas. Pero que sucede con las clases medias, esas a las que les vendieron unos apartamentos y unas casas que se les están cayendo, perdieron, en el proceso además de su pequeño capital, la voz? O sera que lo que les impide protestar es que le tienen miedo a algo. En ese caso, por favor díganlo, que aunque no lo crean entre los caribeños también hay demócratas que están dispuestos a que en nuestro territorio también se ejerza la democracia. Sin duda se necesitan redes de apoyo para acabar con la famosa trinca política que domina descaradamente a esta parte del país. No es la única que existe en Colombia, sin la menor duda, pero si es la más "fresca." Ahora bien si alguien les escrituró este territorio que lo demuestren y ya sabremos qué hacer. Mientras tanto que el pueblo hable y escoja a quien quiere sin que se los imponga el gamonal, o mejor la trinca.