489 años de esclavitud

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge García Fontalvo

Jorge García Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: jgarciaf007@hotmail.com

El 29 de julio de 1525, en nombre de la corona española, el conquistador Rodrigo Galván de la Bastidas fundó al pie de la hermosa bahía la ciudad que hoy conocemos con el nombre de Santa Marta. Desde su fundación, la Perla del Caribe debió sufrir el embate inescrupuloso de miles de rufianes procedentes de todos los rincones de la tierra que se obsesionaron con el poder y las riquezas.
Son casi 500 años -exactamente 489-, los que han pasado dolorosamente desde aquel día del señor en que el hombre blanco, vestido con corazas metálicas, y envuelto en una gran sabana de madera que surcaba los mares vírgenes del nuevo mundo se apropió indecentemente, cual vulgar saqueador, de las riquezas que la naturaleza guardaba para sus hijos al abrigo de la montaña que domina las costas del mar Caribe.
Son 489 largos años de esclavitud y sufrimiento de un pueblo que ansía con esperanza la emancipación. -Muchos dirán: de qué clase de emancipación habla este loco.- Y yo les contesto: hablo de la emancipación de la tiranía, la corrupción y la mala intención de los delincuentes de cuello blanco que, aún después de medio milenio, continúan saqueando indecentemente las riquezas de la gran tierra samaria.
Hablo de la clase de emancipación que nos habrá de liberar de la vergüenza y el maltrato miserable que recibe diariamente la comunidad de Santa Marta. Porque aunque no estemos bajo el influjo militar de una nación poderosa como la España del siglo XVI, continuamos siendo víctimas del juego maldito que practican los conquistadores corruptos del siglo XXI.
Deseo hacer un paréntesis en este punto para decir a los curiosos que violaron la seguridad de mis correos electrónicos hace un par de semanas, quizá con la intención de callarme, que pueden buscar lo que quieran donde quieran. Ya he expresado de mil maneras diferentes que no callaré porque mi pensamiento y mis ideas pertenecen únicamente a mí, y no están encadenadas a las ideas mezquinas de un bribón cualquiera.
Como lo he dicho mil veces, no soy liberal ni conservador, de izquierda o de derecha, y mucho menos vendo mi conciencia por 30 monedas de plata. Si se preocupan por mí de esa forma, seguramente están interesados en lo que le hablo a mi gente.
Lo único que puedo decir a los "personajes ilustres" que acechan en la oscuridad es que nada de lo que escribo es fantasía, sino realidad. La gente sufre por causa de la corrupción y Santa Marta como todo el mundo lo puede apreciar, muere de hambre y de sed.
Retornando al punto en que había quedado, pienso que 489 años después, no solo volvieron los españoles a apoderarse de las riquezas de mi pueblo, sino que también aquellos que fueron elegidos para defender los intereses de la gente se han aliado con los conquistadores corruptos de la política tradicional para maltratar y esclavizar a los humildes pobladores de la región.
No son solo los españoles los que pretenden perpetuar la esclavitud de mi gente, también la enferma dirigencia política de la región y los gobernantes que administran los destinos del pueblo lo intentan día a día. Por ello, hablo de la emancipación de un pueblo que es maltratado inmisericordemente por los patricios del mundo actual.
Como respuesta a la tiranía que nos mantiene cautivos, le pido al pueblo samario que manifestemos abiertamente nuestro inconformismo. Salgamos pacíficamente a las calles un día cualquiera, con ollas, tambores y con el clamor de nuestra voz a decir no más al accionar corrupto de los gobernantes incompetentes que maltratan a la comunidad.
Lo repito, hagamos escuchar pacíficamente la voz que se rebela en contra de la injusticia, porque es tiempo que una nueva generación asuma con gallardía y decencia la humilde responsabilidad que tienen los samarios de sacar adelante los sueños de un mundo mejor. Es decir, los sueños sublimes de la Santa Marta que amamos. Para terminar, manifiesto mi inconformismo ante el proyecto de ley que pretende ampliar el periodo de gobierno de alcaldes y gobernadores.

Más Noticias de esta sección

Publicidad