Di Stéfano: una leyenda del fútbol de 'El Dorado'

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Vanegas Mejía

José Vanegas Mejía

Columna: Acotaciones de los Viernes

e-mail: jose.vanegasmejia@yahoo.es

Corrían los últimos años de la llamada época dorada del fútbol colombiano. Todavía se escuchaban los ecos del período glorioso en el cual estrellas de ese deporte se pasearon por las canchas colombianas. En las vitrinas de grandes almacenes se exhibían fotografías de los jugadores que reforzarían los equipos. En Santa Marta, por ejemplo, recuerdo varias fotografías en las que aparecía Ángel Botta, delantero argentino. Lo esperaban para el equipo local, que se llamaba Deportivo Samario S. A. Esas promociones llamaban la atención de los aficionados, pero la mayor información sobre este deporte había que buscarla en una revista de circulación internacional: 'El Gráfico' de Buenos Aires.
Años antes, precisamente en una edición de 'El Gráfico' vimos por primera vez a un astro del fútbol que habría de convertirse en ídolo mundial en ese deporte. Todavía no había llegado a Colombia, pero poco después se vinculó al club Los Millonarios. Alfredo Di Stéfano venía del River Plate, aprovechando la crisis financiera del fútbol en Argentina. No estaba solo. Con él llegaron verdaderas luminarias que ayudarían a que ese onceno bogotano fuese conocido como 'El ballet azul' y se lo considerara en algún momento el mejor equipo del mundo. Di Stéfano, llamado 'La saeta rubia', vino acompañado por Adolfo Pedernera, Julio Cozzi, el 'Pibe' Rial, Néstor Raúl Rossi, Antonio Báez, entre otros. Era la famosa 'Época de El Dorado' del fútbol colombiano. En 1952 el Real Madrid invitó al afamado club colombiano -por algo lo llamaban 'los Embajadores'- para celebrar, con un encuentro, los cincuenta años de su fundación. Fue entonces cuando se fijaron en el talentoso delantero argentino y gestionaron su vinculación al fútbol español. Junto con Pelé y dos o tres futbolistas más, Alfredo Di Stéfano forma parte de lo mejor que ha tenido ese deporte en toda su historia.
Respetado por todo el mundo, el exfutbolista mereció elogios como el siguiente: "La mayoría de los historiadores del fútbol están de acuerdo en afirmar que el fichaje de Alfredo Di Stéfano por el Real Madrid cambió el rumbo del fútbol español y europeo. En 1953 el F. C. Barcelona era el claro dominador del fútbol español. El Real Madrid, en cambio, hacía veinte años que no lograba ganar la Liga española". En los once años que permaneció en el Real Madrid como jugador logró una Copa Intercontinental, 5 Copas de Europa, 8 campeonatos de Liga y uno de Copa. Jugó 510 encuentros y anotó 418 goles. Fue cinco veces máximo goleador de la Liga Española. Con la selección española disputó 31 partidos y fue máximo anotador con 22 goles. Recibió el Balón de Oro en 1957 y 1959. Fue siete veces internacional con la selección argentina. Hasta el día de su muerte, tuvo el honor de ser presidente honorario del Real Madrid, el equipo de su vida. Por diversas circunstancias Alfredo Stéfano Di Stéfano Laulhé jamás jugó en un Mundial. Falleció el 7 de este mes en Madrid, a los ochenta y ocho años.
Una anécdota sobre el ilustre fallecido cuenta que, en charla con su compañero Adolfo Pedernera, este le comentó que un mensajero con una carta que solo decía "Para el mejor futbolista del mundo" se la había entregado a él. Di Stéfano le contestó: "¡Y te quedaste con ella, che, sabiendo dónde vivía yo!"

Más Noticias de esta sección

Publicidad