Imagen merecida

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: [email protected]

Los ojos de millones de colombianos no estaban exclusivamente en el mundial y en nuestra selección sino también en la indignación que produjo comentarios de una hermosa holandesa, de dos locutores australianos y la caricatura de un belga. En ella salían a relucir, el tema de las drogas.
Como era de esperar tales sucesos hicieron implosión. Quejas hasta de la Canciller y un embajador. Rabia de millones de compatriotas. El hecho refleja nuestro rasero y una vez más demuestra que la sociedad colombiana en su conjunto tiene una doble moral impresionante.
Nosotros somos también culpables de esos señalamientos, que injusto o justos, ayudamos a fomentar. Dos ejemplos lo demuestran.
Uno. ¿Qué tipo de novelas exportamos? Enumero cuatro: "El Capo", "Las Muñecas de la Mafia", "El Patrón", "Tres Caínes" todas vinculadas a las drogas, asesinatos y vida fácil. Telenovelas que enaltecen a gentes que hicieron tanto daño al país. Y no sobra decirlo, con bastante sintonía, porque el cuento de los dos canales privados, es que eso es lo que quiere la gente. Será tanta la audiencia que una ya es película y se anuncia tercera temporada de otra.
Dos. El tema del árbitro del partido, Colombia-Brasil. Si pitó mal o no, es otro tema. Pero inmediatamente finalizado el juego, en todas las redes salía la imagen de Pablo Escobar, con amenazas de matar al árbitro. Esto le parece chiste a millones de colombianos, pero en el exterior es lo contrario y por eso muchos nos relacionan con hechos delictivos, porque la fomentamos.
Y eso, que faltó los muertos que genera el triunfo de nuestra selección.
Conclusión. No nos quejemos, porque fomentamos todo eso. Y basta ya de indignarnos, ese cuento no se lo come nadie.

Publicidad