El derecho en Colombia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alfonso Lopez Carrascal

Alfonso Lopez Carrascal

Columna: Pedagogía Constitucional

e-mail: [email protected]

Un estudio que recoge ámbito jurídico, de reciente edición, bajo la maestría del profesor José Alejandro Abusaid, nos lleve a las siguientes reflexiones y poner sobre la mesa el tema si la reforma a la justicia deba comenzar por el estudio en las facultades de derecho.
Llama la atención que las mejores universidades americanas estabilizan los estudios en tres años, mientras en Colombia nos ponen cinco años , con el ítem de que los posgrados es la ganancia de las universidades privadas. Facultades de derecho, como la de Harvard en Boston, el pregrado tienen un ciclo de tres años, pero el afán allá no es que el estudiante se meta de memoria en la cabeza, las normas, incisos y parágrafos, sino que aprendan a leer (leer es la clave), escribir e investigar y dentro de esa tres aptitudes se mueve el aprendizaje del derecho en dicho país. En Colombia la universidad de los Andes, tiene en su primer semestre, una clase con un estilo similar que se llama lógica y retorica, que pretende fomentar entre los estudiantes el escribir, leer e investigar y argumentar con propiedad, pero estas competencias, no deben ser para un solo semestre, sino para el desarrollo de pregrado, teniendo en cuenta como lo anota el doctor Abusaid, que en Colombia los semestres académicos, no lo son mas allá de cuatro meses. Por otra parte, se anota, que en Estados Unidos no existen las clases magistrales, a la que estamos acostumbrados en este país, sino que la clase se centra en la solución de casos y en la enseñanza socrática o mayéutica en que, a partir del caso, surgen las preguntas problemas, por solucionar, sin que la respuesta del docente sea dogmática, para que el estudiante adquiera un pensamiento critico y pueda emitir juicios de valor. No podemos segur pensando, dentro de la enseñanza del pregrado que el buen abogado deba ser aquel que tiene una excelente memoria, como base del conocimiento de la normatividad, sin olvidar que en Colombia, todos los días estamos legislando, y derogando normas anteriores y el abogado debe estar en la dinámica de conocer los principios y los fundamentos, para no pecar de ignorante delas normas. Hay abogados catedráticos que se saben de memoria, artículos completos del Código Civil o de otras normatividades, pero esa no debe ser la esencia de la enseñanza del Derecho y máxime cuando existe una cuchilla que es la Corte Constitucional , que se constituye en legislador negativo de la normatividad . La pregunta de hoy es, para qué tanta memoria? Si no cambiamos el sistema de la enseñanza del Derecho seguiremos dando una abundancia de abogados que en nada servirá a la aplicación de una recta y sana administración de justicia y de paso acabar con aquel viejo principio de litigantes de que más vale un centímetro de juez que un kilometro de Derecho, como un mal que nos lleva a la corrupción y en este tema seguiremos mas adelante.

Publicidad