La LXVIII Convención de Leones

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Vanegas Mejía

José Vanegas Mejía

Columna: Acotaciones de los Viernes

e-mail: [email protected]

Este fin de mes tendrá lugar en Barranquilla un evento importante para la sociedad colombiana. En efecto, los Leones están convocados para desarrollar su LXVIII Convención Nacional

Leonística. Todos los clubes del país estarán en esa ciudad para debatir sus estatutos pero, principalmente, para implementar estrategias que les permitan servir mejor a la humanidad. Es conveniente recordar algunas características del Leonismo.
Desde su fundación en 1917, el Leonismo no ha hecho otra cosa que socorrer al menesteroso. Ese fue el propósito de su fundador y sigue siendo la preocupación de los Leones en todo el mundo. El lema "Nosotros Servimos" es un grito de victoria que resuena cada vez que los Leones actúan. Chicago era ya una ciudad próspera a finales de la segunda década del siglo XX. Los comerciantes formaban una clase adinerada que movía la economía de la región, pero sentían que les sobraba tiempo y no hallaban cómo gastarlo. Fue entonces cuando apareció un abanderado, un visionario que concibió la idea de combinar sus ganancias materiales con el tiempo que antes dedicaba al ocio. En efecto, Melvin Jones, comerciante de Chicago, logró convencer a un grupo de su gremio y les inculcó el deseo de servir a los demás mediante el uso apropiado del tiempo libre. Así nació el Leonismo, que mundialmente se denomina Asociación Internacional de Clubes de Leones.
Desde hace casi un siglo han liderado campañas en numerosos países del mundo. Entre ellas está la ayuda a los sordos. Resultado de esa misión filantrópica son los cientos de centros de educación para niños sordos y sordomudos en muchos países. Pero también el cuidado de la vista es una preocupación de los Clubes de Leones.
Fue Helen Keller, ciega y sorda de nacimiento, quien dio la oportunidad a los Leones de vincularse a una campaña universal para combatir la ceguera. A eso se debe que el Leonismo realice brigadas en escuelas y colegios para detectar en forma temprana la ambliopía, que afecta la visión de millones de niños en el mundo. La famosa invidente Helen Keller "abrió los ojos" a esos comerciantes ociosos de Chicago en 1925. Les dijo: "¿No me ayudarán ustedes a alcanzar el día en que ya no exista la ceguera evitable, el día que no haya chicos sordos o ciegos sin enseñanza, que no haya ni hombre ni mujer ciegos sin recibir ayuda?" El Leonismo ha sido fiel a su promesa y por eso está vigente en todo el mundo el Programa Sight-First, que, como su nombre lo indica, otorga prioridad a la vista. Mediante este programa el Leonismo colombiano patrocina cirugías de cataratas a miles de ancianos carentes de recursos económicos. En el mundo estas operaciones sobrepasan la cifra de 27 millones. ¡Cuánto le debemos a Helen Keller!
Además de las campañas y brigadas que los Leones realizan constantemente, hay actividades poco conocidas pero que, igualmente, tienen como objetivo elevar la calidad de la vida. Por ejemplo, "Leones Educando" es un programa que se desarrolla en escuelas para inculcar en el niño el respeto al prójimo, a la familia, a las autoridades y, sobre todo, los previene sobre el uso de drogas y el alcoholismo. Otra actividad que los Leones patrocinan con niños escolares es el "Cartel de la Paz". La creatividad individual permite a los niños participantes plasmar en imágenes la idea que ellos tienen sobre la paz. El Leonismo no pide nada difícil a sus integrantes. Solo hay que desprenderse de egoísmos, no buscar protagonismos y estar siempre dispuestos a "Servir", que es la razón de ser de cada León. Esta convicción será reafirmada en la Convención Nacional Leonística en Barranquilla.

Más Noticias de esta sección

Publicidad