La decisión del voto

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Eliecer Avendaño Restrepo

Eliecer Avendaño Restrepo

Columna: Nueva Misión y Visión

e-mail: eliecerjoavre@hotmail.com

Mañana 25 de mayo, los ciudadanos pueden decidir por el voto rojo -negro, lleno de pasión, de confrontación de guerra, de venganza, de intervención en otros países, de ataque a quienes no producen, de autoridad férrea en beneficio de un solo grupo, el querer solo a quienes son fuertes y capaces de ejercer por cualquier medio presión sobre las masas descontentas, ser amigo y apoyar a quienes producen exterminio de los diferentes en todo los campos, pero especialmente sobre los de ideología democrática, estar convencidos que poseen la designación del universo, para gobernar siempre sobre el común, estar capacitado y aceptado por la gran mayoría para cambiar todas las variables administrativas, para incrementar la brecha entre pobres y ricos, en fin su cambio es hacia oscuridad anterior donde el sistema era propiciador de la sub-administración primitiva y el barbarismo de la Neo-colonia interna en el país. Puede decidir por el voto marrón claro, de muchas promesas incumplidas, de incapacidad para resolver los grandes problemas del país, de escuchar demasiado la crítica y dejarse influenciar, de poner su intencionalidad y accionar en la defensa del futuro de otros, de permitir que las grandes multinacionales esquilmen al país, de buscar soluciones a problemas muy complejos con medios incapaces de resolverlos, de mirar la realidad nacional con ojos extranjeros, de trato benigno para los menos favorecidos, de una lucha estéril sobre la corrupción, de ser incapaz de tapar los huecos políticos administrativos de los anteriores gobiernos, conciliar buscando pacificar los rencores internos y externos, estar convencido que la mejor inversión financiera-económica es la Paz y que es necesario que las fuerzas políticas se unan por lo común y trabajen unidas por una mejor sociedad que se ha deteriorado por la acción de grupos fuera de la ley cuya ideología los identifica como practicantes del "Facilismo productivo", la lucha por acabar la creación del mercado interno del consumo como respaldo al incremento de la producción de las drogas ilícitas. También está en la bandeja de oportunidades, el voto azul, que significa la búsqueda afanosa de una nueva oportunidad que antes de la alternación política nacional, les rindió cuarenta años, donde se consolidaron y fortalecieron todos los males de la nación, por los cuales nadie ha respondido, donde la represión y las formas de encarar el estatus social y político, convirtió nuestra nación en el país mas deshumanizado de la tierra, su base moral y ética presentada de manera muy clara solo se aplica para otros, su acercamiento político a la religión no los santifica sino al contrario los lleva al otro extremo, las soluciones que presentan son de nombre lo mismo que los otros candidatos, representan el ¿Qué hacer? Pero olvidan o están convencidos que sus posibles votantes son grado cretinoide, que no tienen el cociente intelectual para comprender el ¿Cómo hacerlo? O lo que es grave, que sus propuestas no tengan soluciones realizables y solo sean para atraer incautos. También tienen el voto amarillo, que tienen mucho de culpa en la confrontación y formas de entender los cambios del sistema estatal, nunca comprendieron que la Tecnología, sin proponérselo, dio un golpe mortal a la fuerza del trabajo, dentro del marco productivo, disminuyendo el potencial de las masas obreras como base de la pirámide social y se convirtieron en defensores de tesis fuera del contexto nacional, llegando a ser invisibles, frente a la creación de grandes tendencias de opinión. El voto verde, presenta una propuesta administrativa, basada en experiencia media, que no abarca el ámbito nacional, sobre todo que la práctica en pequeño, en lo social no prepara para la práctica general, teniendo en cuenta que el todo nacional se compone de varios perfiles y de problemas totalmente diferentes y regionalizado, en un gobierno centralizado el ochenta por ciento se hace en la capital y el veinte por ciento restante se decide también allí para aplicarlo en la provincia. El voto en blanco, es una de tantas canalladas que se le hacen a la democracia, no es posible que alguien frente a tan grande responsabilidad, pueda cambiar ese derecho por un "Papalito" de participación para obtener las prebendas de ley, cuando quedan huérfanas sus necesidades y las de los demás, pero sobretodo muestra su gran desprecio por la estructura gubernamental y su indiferencia por el bien o el mal de su propia patria, mostrando su poca identidad con el país. Por último está el voto abstencionista, por varios motivos, pero condenable de igual manera, los califico como la desgracia de nuestro pueblo, su principal deber ciudadano no cumplido debe quitarles también sus derechos a los beneficios de la institucionalidad del Estado, son los parias de la democracia y los principales culpables de los malos gobiernos que hemos tenido, en la Nación, en los Departamentos, en los Distritos y los Municipios, son las rémoras sociales que no comprenden que ser miembros de una comunidad conlleva a responsabilidades para bien de todos.
Hay que ejercer la majestad ciudadana: votar.

Más Noticias de esta sección

Publicidad