La globalización económica, expansión del capitalismo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Franco Nazatte Martínez

Franco Nazatte Martínez

Columna: Comercio Exterior

e-mail: [email protected]

La globalización económica, es la creación del mercado mundial en el que se suprime toda la barrera arancelaria para permitir la libre circulación de los capitales: financieros, comerciales y productivos.
El capital financiero, es el dinero, los créditos internacionales y por supuesto, la inversión extranjera. Su característica es que no ocupa un lugar determinado y que gracias a la tecnología puede trasladarse de un lugar a otro con mucha rapidez.
El capital productivo, lo constituye el dinero invertido en materias primas, bienes de capital (maquinarias, herramientas, edificios, terrenos, vehículos y la mano de obra.
El capital comercial, son los bienes y servicios que finalmente se compran y se venden en el mercado internacional. En este mercado internacional, los principales vendedores son las empresas multinacionales como por ejemplo, la Shell, la Coca Cola, Sony, IBM, Unilever, Phillips, Dodge, etc. Los compradores son las poblaciones de cada país y también hay muchísimos vendedores de su fuerza de trabajo, estos son los que construyen la mano de obra, ya que ellos venden su fuerza de trabajo a cambio de un salario.
La globalización entonces, vendría a ser la etapa de culminación del proceso histórico de expansión del capitalismo, con dos objetivos: la libre movilidad del capital y la creación de un solo mercado mundial.
Las empresas multinacionales, son empresas muy grandes que operan en muchos países del mundo a través de sus filiales. Son como un ‘‘pulpo’’ que hacen llegar sus tentáculos a varios países del mundo. Las empresas multinacionales tienen su sede en los países desarrollados, son muy pujantes y controlan, prácticamente, el mercado de los principales rubros de exportación. Estas empresas aprovechan la mano de obra barata de los países en vía de desarrollo.
Los bancos multinacionales, son el puntal financiero de las multinacionales, solo que aquí se trata de engordar el capital financiero a través de las inversiones de los diferentes países.
Dichas, inversiones se realizan en las bolsas de valores de todo el mundo, principalmente, en Nueva York, Londres, Tokio, París, Frankfurt, Ámsterdam, Singapur, Hong Kong, entre otros. Los bancos multinacionales operan unidos en grandes consorcios financieros y algunos engloban bancos de muchos lugares. Por ejemplo: el consorcio financiero ORION, está integrado por los siguientes bancos: Westminster Bank (Gran Bretaña), Wesdeutshche Landesbank (Alemania), Crédito Italiano (Italia), Banco de Santander (España), entre otros.
Los otros agentes de la globalización, son los tecnócratas internacionales, que son: los sabios que trabajan para las multinacionales y las financieras; los gobiernos, que con sus políticas ayudan a las multinacionales a realizar sus operaciones y las entidades financieras internacionales como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que condiciona sus préstamos para que los países adopten métodos orientados a eliminar las barreras a la libre circulación de capital.
Algunas preeminencias de la globalización, es disminuir los costos de producción, y por lo tanto, se ofrecen productos a precios menores; aumenta el empleo en los lugares donde llegan la multinacionales, especialmente en los países subdesarrollados; aumenta la competitividad entre los empresarios; se descubre e implementa mejores tecnologías que ayudan a la producción y a la rapidez de las transacciones económicas y mayor accesibilidad a bienes que antes no podían obtener los países en desarrollo.
Y por último, las desventajas de un mundo globalizado son: mayor desigualdad económica entre los países desarrollados y subdesarrollados debido a concentración de capital en los países desarrollados (acumulación externa de capital); desigualdad económica de cada nación, ya que la globalización beneficia a las empresas grandes y poderosas; en los países desarrollados aumentará el desempleo y la pobreza, porque las empresas grandes emigran hacia otros lugares en busca de mano de obra y materia prima barata; mayor inserción económica de parte de los países desarrollados hacia los países en vía de desarrollo; degradación del medio ambiente por la explotación de recursos; menores oportunidades de competir con esas poderosas empresas, que son las multinacionales; y mayor fuga de capitales, porque cundo las empresas multinacionales lo decidan, se trasladan hacia otros países que les ofrecen mejores ventajas en su producción.

Más Noticias de esta sección

Publicidad