Ahora todos leían a Gabo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: tutinoaugusto@yahoo.es

Ahora resulta que todo el mundo admiraba a Gabriel García Márquez. Ahora resulta que todo el mundo leyó los libros de nuestro nobel. Ahora resulta que todos lamentan la muerte del escritor. Ahora resulta que el hijo del telegrafista fue un hombre de paz.
Portada de revistas y periódicos, analizando su legado. Entrevistas de amigos o de aquellos que se creyeron amigos. Sumado a que en estos días de su triste partida, han salido políticos, expresidentes, periodistas, modelos, actores, intelectuales, a expresar dolor por la partida de García Márquez. Todos resultaron gabólogos.
La realidad de la relación con nuestro país fue otra. Y esto demuestra también el desconocimiento de su vida. Nuestro nobel se fue del país, por la persecución sistemática de la cual fue objeto por parte del siniestro gobierno de Turbay Ayala y de su estatuto de seguridad, ¿A quién le quedan ganas de regresar al país, después de esto?
Se le estigmatizó y se le acusó de ser un apátrida, enemigo del país, de las instituciones y de tener nexos con la guerrilla del M-19. Que un presidente como Turbay, el mismo que expresó que "Ajustar la corrupción a sus justas proporciones", y de quien todo el mundo sacó algún chiste, persiguiera a un hombre tan brillante como Gabo, es como para irse patas arriba o para atrás como Condorito.
Muchos de los que lamentan su partida y se rasgan las vestiduras, fueron los que callaron en esa época y jamás suscribieron una carta de apoyo o salieron a los medios de comunicación a condenar los ataques y la persecución a nuestro nobel, por parte del gobierno derechista de Turbay Ayala. Y vienen a ganar indulgencias con su muerte.
Mi ñapa: ¿Por qué en vez de hacerle un homenaje a Diomedes Díaz en el Festival Vallenato, no se lo hacen a Gabo? Si la "Cacica" Araújo, ella sí gran amiga del Nobel, estuviera viva, seguro que ese homenaje se haría.

Publicidad