Las acciones que agitan la comercialización

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Franco Nazatte Martínez

Franco Nazatte Martínez

Columna: Comercio Exterior

e-mail: [email protected]

Las tiendas de barrio son las acciones que más agitan la comercialización en Colombia. Hay más de 18 mil tiendas, convirtiéndose en el principal negocio que mueve el comercio en nuestro país.
Las tiendas son un lugar común entre los colombianos y se han fortalecido y mantenido a pesar de la entrada de grandes supermercados.
Solo en Bogotá hay más de 4 tiendas por cada barrio, teniendo en cuenta que la capital está dividida en 5.145 barrios. Es decir, que por cada 455 habitantes en Bogotá, de los más de 8 millones hay una tienda y por cada 600, de los 47 millones de colombianos, hay una tienda cerca de su casa, de acuerdo a Infocomercio.
Ahora bien, con la entrada en vigencia de de los tratados de libre comercio, Santa Marta, por su ubicación geográfica, es una de las ciudades más apetecidas por los empresarios extranjeros, para plantar sus industrias, transformar sus materias primas y su producción será facturada a Estados Unidos a través de los incentivos que le otorga el TLC.
Lo anterior, generará mucho trabajo para la población samaria, y mucha gente de otros departamentos de Colombia, llegarán a Santa Marta para trabajar en las empresas instaladas en esta ciudad, y no solo colombianos si no también, gente extranjera.
Gran oportunidad para la modernización de las tiendas de barrio en Santa Marta. A través de los créditos con bajas tasas de intereses otorgados por el sector financiero tendrá la oportunidad de cambiar sus costumbres tradicionales a modernas y ofrecerán productos de buena calidad a sus clientes.
En el desarrollo de los tratados comerciales, vigentes en Colombia, estas tiendas tendrán un impacto importante en la comercialización de sus productos.
La mayoría de la población samaria es joven y tienen un estilo de vida más moderna y exigente, esta población, la de otros departamentos y la extranjera residentes en Santa Marta, demandan productos de buena calidad y valor agregado.
Por lo tanto, las tiendas para incrementar sus ventas, deben ofrecer productos de mayor calidad, cambiar su estilo tradicional de venta a una moderna (autoservicio) para que los clientes tengan mayor opción en el instante de seleccionar un producto y comprarlo de una forma más vertiginosa.
Los TLC son muy exigentes con los comerciantes minoristas y por lo tanto, a ellos les obliga brindar a la población nacional y extranjera un servicio óptimo. Un servicio óptimo es, una sonrisa brillante, un saludo afectuoso entregado al cliente, una atención con mucha cortesía, lo anterior les genera un atractivo empresarial y un engrandecimiento de la buena imagen de sus negocios.
Los tratados comerciales es una congruencia de crecimiento y negocios para las tiendas tradicionales, como proveedoras de las empresas nacionales y extranjeras.
El gobierno de Colombia está trabajando para estimular a los pequeños comerciantes; entregará recursos y capacitaciones con el fin de que éstos vendan productos de calidad y presten un buen servicio al cliente.
La experiencia de las tiendas en otros países, muestra que los TLC, traen enormes beneficios para éstas.

Publicidad