Las miles de Natalias

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: tutinoaugusto@yahoo.es

El adolorido caso que vive Natalia Ponce de León, la joven atacada de manera cruel por un energúmeno obsesionado con ella, que le roció ácido en la cara, por fin abrió el debate sobre el tema de mujeres que han sufrido lo mismo. Natalia, una hermosa joven, brillante, gran empresaria, buena hija, gran hermana, ha visto cómo de un momento a otro se ha destruido su vida, convirtiéndose en el referente de este episodio en el país.
Admirable su señora madre, su hermano, que en medio de tan cruel dolor, no se han desvanecido pro los hechos y han mantenido cordura. Que quede claro, que estos ataques se dirigen exclusivamente a mujeres, no con el objetivo de matarlas sino de destruirlas de por vida. Desfiguradas, encerradas, con poca autoestima, ese es el objetivo de todos los criminales que han atentado contra las miles de Natalias en el país.
Empero, hay que mirar cómo el odio, la sed de venganza, ahoga el corazón de los colombianos. Vuelvo y repito fue execrable, miserable, lo que un individuo lleno de rencor, hizo a tan brillante joven, pero no deja de ser espeluznante, todos los comentarios en las redes sociales pidiendo venganza, y hasta la de un exministro y exsenador, que no tuvo empacho en expresaren Hora 20, que se le rociara ácido al tipo. Ni hablar del abogado de la familia, De La Espriella, quien se debe frotar las manos, porque se da su buena dosis de pantalla, algo que tanto le gusta, también con epítetos contra el sindicado.
Esperamos justicia en este caso. La fiscalía procedió a confirmarle medida de aseguramiento. Ya ese señor está en la cárcel. Ahora, lo que anhelamos y confiamos en la justicia es que se le dé una condena ejemplar.
Mi ñapa 1. Que las grandes multinacionales de las minerías son irresponsables no nos queda la menor duda. Ojalá que el gobierno nacional proceda con lo que está pasando en el Casanare.
Mi Ñapa 2. El periodista Gustavo Gómez de Caracol Radio, alega que no quiere a Correa, el presidente de Ecuador, porque no respeta la libertad de expresión. Y pensar que Gómez y su jefe Arizmendi destilaban odio en contra de Petro. Se pregunta uno, ¿eso es la cacareada libertad de expresión?

Publicidad