Recordando nuestros ancestros

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Eliecer Avendaño Restrepo

Eliecer Avendaño Restrepo

Columna: Nueva Misión y Visión

e-mail: [email protected]

Es incomprensible nuestra pasividad ciudadana, porque haciéndole un homenaje a nuestros ancestros, podemos afirmar en consonancia con los documentos que en la actualidad existen en

los archivos de Simanca, los archivos de India, el Ministerio de Cultura Español y el Banco de la República, podemos afirmar que nuestros ancestros conjuntamente con los Guajiros y otras tribus de la península, hicieron frente a la invasión extranjera, por su sentido de pertenencia, pertinencia y su amor a la libertad, prefiriendo el extermino a ser sometidos a otra cultura, otro régimen de gobierno y a otra concepción cosmogónica.
La Tribu Businka, la mas antiguas de la Sierra Nevada, asentada cercana a Origua o pico mas alto, que dio origen a los Guanakas, los Sehicos, los Ubatachi o gente de los ojos azules, los Kasingui, o gente de paz, los Tayros o gente de la construcción y el arte del oro y la artesanía, los Kogües o gente de intercambios, los Tangui, pescadores asentados en la desembocadura del río Guachaka, los Bondiguas, trabajadores del barro, los Gayras, los Posigüeicas los mas organizados o gente visitada, los Tagangas o gente del mar y los Matunas y otros muchos asentamientos, que nunca se entregaron y lucharon contra todas las trampas que los españoles le montaron y continuaron educando a sus hijos, transmitiendo sus tradiciones, cultivando la tierra y fortaleciendo sus mentes para que en caso de ser vencidos, solo fuera su cuerpo.
Para aclarar que es incomprensible la indiferencia y la falta de interés por su ciudad del samario, es necesario recordar la primera batalla que perdieron los españoles en América, la Batalla de Gayra en el 1510, la batalla de los Posigüycas contra García de Lerma, venciéndolo e hiriéndolo en el 1529, la batalla de los Buritacas contra Pedro Arias Dávila y muchas mas que defendieron hasta el exterminio, pero que aún subsiste la defensa de la Papa Chama, que la identifican con el medio ambiente, a muy pesar que los colonos y ciertos personajes oscuros han querido sacarlos de la Sierra Nevada.
¿Será que ningún gen tenemos en nuestro ADN, de quienes defendieron ardorosamente su tierra y sí todos de aquellos que en su hamaca esperaban que se le resolvieran por otros todos sus problemas?
Alguien muy sabio, me comentó que todo nuestro atraso se debía a la resistencia de nuestros indígenas en época de conquista y colonización y la insistencia de los criollos españoles que permanecieron fieles a la corona, en época de la independencia, hechos que nos alejaron de los centros de poder para exigir desarrollo, pero que eso había tenido sus conveniencias de decidir nuestro propio ritmo de progreso y no como ahora que todo se decide desde el gobierno central, con contratistas desde Bogotá, con proyectos desde la Capital y con costos exorbitantes que no están en paralelo con los resultados y menos acorde con nuestras necesidades, esgrimiendo el argumento de que somos venales dados a la corrupción y a la apropiación de los recursos oficiales y por eso las decisiones se toman desde arriba. Da la impresión que somos los pordioseros que nos contentamos con las dadivas que el gobierno central a través de los Ministerios nos proporcionan, pero condicionando el hecho a que aceptemos sus términos, pero lo mas difícil de comprender es que teniendo el derecho constitucional de decidir el Plan de Desarrollo para nuestro departamento y nuestra ciudad, nos veamos avocados a un estatus económico poco coherente con la explotación que hace la nación de nuestros recursos.
Para muestra, un botón: El caso del incremento del agua tratada para el consumo humano y sus fuentes de aprovisionamiento, los estudios realizados y la realidad a la vista que muestra que lo mas conveniente son los acuíferos y corrientes de agua de la Sierra Nevada por el uso de la fuerza de gravedad disminuyendo costos y energía, siempre que incluya un plan de conservación de la ronda hídrica y que esté proyectada para mas de cien años de consumo continuo y agregado por anualidades. Pensamos que es un despropósito el proyecto de traer agua desde el río Magdalena, cuyos costos de potabilización son mayores. Además hace más de 20 años habíamos propuesto, la "idea" de construir un acueducto en El Morro, sí, en El Morro, para desalinizar agua de mar por osmosis inversa, para usarla en el centro y el barrio de Pescadito, usando energía solar producida por células de wolframio, pero ni el Ejecutivo ni el Legislativo, se dio por enterado.
Nada es simple cuando se trata de solucionar problemas de situaciones sociales que son plataformas para producir desarrollo, pero lo mas acertado es tener en cuenta las tasas de crecimientos en todos los órdenes a partir de la población, lo económico, la educación, la industria, hasta el espacial urbano y rural, lo anterior propone un visión que genera planes que van directamente a proponer metas que están dentro del marco social y ahora el desarrollo sostenible.
La región Caribe es Colombia, desde aquí ingresó, históricamente, la estructura gubernativa, social, política y cultural al País, pero hemos vivido siempre al revés en manera de manejo ya que por lo general en el mundo los centros de poder económico están situados en la costa, más ahora que se vive la apertura y los TLC, con varios países. Amanecerá y veremos: Siempre lo mismo, hasta que cambiemos.

Publicidad