La misma vaina

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge García Fontalvo

Jorge García Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: jgarciaf007@hotmail.com

De la misma forma en que muchos deseamos normalmente la llegada del viernes, esta vez tenemos que decir: Gracias a Dios terminó el circo de los congresistas. Y aunque se fueron los días perturbadores de politiquería, mentiras, fraudes y compras de votos, todavía nos esperan 3, o tal vez 4 meses, de sucias campañas electorales en las que el pueblo colombiano tiene que aguantarse el mismo cuento, y las mismas groserías de cada 4 años.

Ahora tendremos que vernos de nuevo, enfrentados con la corrupción, y con los mismos pantalleros de siempre, debido al remedo de democracia en el que vivimos.

Mientras el pueblo sufre, por causa del miserable salario mínimo que falsea la realidad absurda de millones de familias que sobreviven apenas por misericordia de Dios, los buitres desalmados que dirigen los destinos de un país maltratado, diseñan estratagemas suciamente elaboradas para perpetuarse en el poder, durante un tiempo mayor.

En tanto, miles de niños mueren a la entrada de los hospitales y clínicas del país cada año, a causa del descalabrado sistema de salud que los poderosos decidieron implementar un día cualquiera, los honorables dirigentes de la derecha o la izquierda colombiana, se sientan alrededor de una mesa, en sofisticados y elegantes restaurantes, para degustar deliciosos cocteles y planificar el futuro desangre de las arcas del estado.

Otra vez Santos, y sus amigos de la mermelada, buscarán la forma de enraizar sus corruptos tentáculos en medio de las tierras fértiles de una nación que condensa riqueza incalculable.

Por otro lado, los terroristas patrocinados por algunos de los congresistas vencedores el pasado domingo, financiados además por el narcotráfico, el petróleo venezolano, y arropado por los gobiernos corruptos de Cuba y los países del Alba, enfilan baterías para legalizar el narcotráfico y la guerra estúpida que han sostenido, durante más de 50 años, en contra de un pueblo maltratado.

¿O es acaso mentira que el honorable alcalde Petro, y algunos personajes corruptos, dirigentes de la izquierda colombiana, planean próximos negocios a partir de la legalización del consumo de Marihuana y cocaína? Me imagino la infinidad de los supuestos "proyectos productivos" que estos sinvergüenzas, en compañía de los terroristas de las Farc, esperan presentar en un futuro próximo a las entidades financieras.

No solo tocará lidiar con las ollas de Bazuco que pululan en nuestras calles, y degradan la calidad de vida de los grupos humanos jóvenes, sino que encontraremos en cada esquina, un elegante café para los amigos de las drogas. Marihuana y cocaína de lujo, para el nuevo de estilo de vida colombiano. Sí señor, como vamos, vamos bien encaminados.

No sé qué futuro nos espera, pero seguramente, las cosas empeoraran en los próximos años. Ahora no solo será Santos y los cómplices de la unidad nacional, sino también, otros grupos interesados en obtener una tajada mayor de una torta inexistente. También, tendremos que ver como el centro democrático, el partido verde, el polo, opción ciudadana y otros más, hacen fuerza para sostenerse en la puja de los que sacan provecho de la anarquía que gobierna nuestro país.

O si no, preguntemos a la señora Claudia López, ¿por qué insiste en polarizar un pueblo que de por sí, ya ha sido desmembrado desde hace mucho tiempo? ¿Ese es el tipo de congresistas que elegimos para rescatar a una Colombia maltratada? Qué vergüenza.

¿Ha pensado usted cuál es el país que pretende heredar a sus hijos, eligiendo semejante bloque de sinvergüenzas en el congreso? Yo sí, y creo que volvimos a equivocarnos.

Como dice Fabián Corrales: "Con estos, ni a la esquina.".

Más Noticias de esta sección

Publicidad