Plan de prevención

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Eliecer Avendaño Restrepo

Eliecer Avendaño Restrepo

Columna: Nueva Misión y Visión

e-mail: [email protected]

En los actuales momentos, se observa con alta preocupación, como en todos los sectores, tanto en los legales, como los ilegales, los oficiales y privados, los especialistas y los ignorantes en fin en todos los ámbitos, para bien para mal, existen planes muy particulares, que construyen entre todos unas redes de intereses que se enfrentan, contraponen, coinciden o igualan, contribuyendo al individualismo que ha sido tradicional en el país, pero que ahora esos mismos personajes personalistas se han organizado en estructuras hasta triples donde está la visible, la testaferro y la subterránea y algunos, que son muchos, también tienen escondida su relación con el ilícito.

Nuestra gente siempre dice: "Es mejor prevenir que curar", refiriéndose a vivir felizmente con una salud y fortaleza envidiable y menos costosa, pero eso es una fantasía, que puede ser realidad, pero lo contrario son los intereses de la (EPS) de los negociantes de medicamentos, los políticos que dependen del financiamiento del sector salud y el control que se promueve de los "Clientes de la salud" que reciben medicinas de sostenimiento para que no pierdan su calidad de enfermo consumidor y se continúe operando el sistema, en beneficio de unos pocos.

Los colombianos hemos aprendido a Planificar, parcial o totalmente, actividades pequeñas o grandes y por eso merecemos un reconocimiento grandioso, pero lo extraño de esa actividad es que el producto que buscan o resultado final, termina en la satisfacción de intereses personales. Si tomamos como ejemplo la Política, que se ha redefinido no solamente entre nosotros, sino en todas partes del mundo, ya no es "Las acciones humanas planificadas que efectúan los humanos para bien de la sociedad en general" podemos afirmar que el modernismo está llevando al hombre al retorno del primitivismo. "El hombre es lobo del Hombre". El Estado, el Gobierno y la República; productos de la política, no son los organismos que complacen el ordenamiento de la comunidad frente a sus necesidades, utilizando los recursos del País y la Nación, que son de todos, sino que se ponen al servicio de una élite que engrandece mas allá de costos de oportunidad sus fortunas, disminuyendo varios puntos el mercado del dinero, constriñendo la posibilidad de mayores y mejores productos de la canasta familiar, con el fin de producir una vida mas digna a las familias.

Agregando a la política el concepto Plan de Prevención, podemos decir que ya no es preocupación sino miedo subjetivo y objetivo, porque los intereses de los políticos presidenciales, se proyectan a muchos años mas allá de su campaña y lo primero que estudian son los posibles candidatos que tienen posibilidades de confrontarlos y ganarles. Así que 16 años u 8 años antes inician la batalla, para sacarlos del camino político, usando todas sus estrategias y tácticas, legales o ilegales, creando toda una serie de triquiñuelas que de no darles resultados llegan hasta la eliminación física, por nombrar algunos personajes con diferentes suertes, podemos citar a José Ignacio Vives Echeverría hace muchísimos años, los tres candidatos de la izquierda, al candidato conservador Gómez Hurtado, a Luis Carlos Galán, al sacerdote Bernardo Hoyos y otros que anularán para que no aspiren en el futuro y puedan contender a la Presidencia por estar escriturada la de Colombia a quienes son herederos directos de la nobleza presidencial.

Ese miedo o terror, se nos ocurre lejano, pocos los centuriones defensores de la élite, salen de la capital y si deben enfrentar un posible candidato, por lo general lo hacen en Bogotá, pero la preocupación fundamental es que trasladen a los departamentos, distritos y municipios, la misma estrategia de Plan de prevención, aunque se han utilizado en algunos departamentos, la prohibición de candidaturas por amenazas, pero eso se ha cambiado por grandes inversiones a través de contratistas y grupos guías cuyo objetivo es convencer a los votantes que es mejor: "Un pájaro en mano que ver un ciento volando", demostrando que es mejor recibir un dinero o especie un día por el voto, que permanecer cuatro años sin recibir nada, contribuyendo a corromper la gran masa, al desprestigio de las instituciones legalmente elegidas y devaluar hasta la máxima férula de lo delincuencial a los políticos. Lo mas extraño de todo esto es que los electores piensan que si no es con plata, su candidato no es elegido y así continuará por mucho esta desafortunada convivencia corrupta.

Esperemos que quienes lleguen a las dignidades del Congreso, lo hagan con la mano en el corazón y con un gran brillo en su mente, debajo de su brazo los proyectos que beneficien su región y que su voz llegue hasta lo más alto para pedir por su gente.