Acuerdos de inversión extranjera

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Franco Nazatte Martínez

Franco Nazatte Martínez

Columna: Comercio Exterior

e-mail: [email protected]

El Ministerio de Comercio lo define como tratados internacionales, que tienen por fin estimular a los extranjeros para que inviertan en Colombia.

Estos acuerdos permiten diseñar y mantener escenarios favorables y reglas transparentes para los inversionistas.

Estos, entre otros aspectos proteger el capital de inversión. En este sentido la libertad de entrar o sacar del país el capital de la inversión inicial o las utilidades es un criterio que se considera.

Sin embargo, parte de la responsabilidad del Gobierno es cuidar el equilibrio de la balanza de pago. Para ello evalúa la probabilidad de eventuales flujos inesperados.

El primer acuerdo que entró en vigencia fue en 1995. Los dos siguientes fueron en el 2004 y en el 2007. Después en el 2009 se dieron tres más. Posterior a estos, entraron en vigencia otros tres en el 2010 y, consecutivamente, en el 2011 ingresaron dos. Por último, para el 2012 cuatro, y en el 2013, uno. Pero, además, hay dos que firmaron en el 2011 y cinco en el 2013, que están pendientes para entrar en vigencia.

Al mirar el lado monetario, se observa que la inversión extranjera directa, al parecer, ha tenido el mejor comportamiento a partir del 2010. Lo anterior toda vez que al analizar su tendencia y las variaciones entre el periodo 2010 y el tercer trimestre del 2013 se puede percibir un comportamiento homogéneo en las entradas de capital, con un promedio trimestral en precios corrientes de 3.270 millones de dólares.

Entre el 2002 y el 2010, el promedio fue de 1.580 millones de dólares. Importante resaltar que en el 2005, en cuarto trimestre, la inversión fue de 6.773 millones de dólares. El mejor trimestre del año.

Al comparar los valores indicados y las tendencias entre los periodos nacen inquietudes. La primera se debe a la constancia de la in versión extranjera en el segundo lapso el mayor coeficiente de variación. Es decir, los datos trimestrales son más homogéneos, lo que puede indicar pocas estrategias para facilitar garantías en la continuidad de la inversión.

Los acuerdos internacionales de inversión pueden ser una explicación y una respuesta a esa indiferencia en razones a que ellos, precisamente buscan garantías al evitar flujos inesperados, y que pueden generar riesgos al país.

Uno de los objetivos principales en Colombia en la negociación del TLC es la atracción se la Inversión Extranjera Directa (IED) como un instrumento para complementar el ahorro doméstico, aumentar la inversión a los niveles que se requieran para crear la hacienda de manera sostenida a tasas superiores al 5%.

En concordancia con este objetivo, la mesa de inversión se orienta a acordar unas reglas de juego claras y estables que brinden seguridad a la inversión extranjera.

Asimismo, se busca proteger la inversión colombiana en los Estados Unidos para recibir un trato igualitario al que es otorgado por Colombia a los Estadounidenses, respecto, a sus inversiones en dicho país.

Ahora bien, los inversionistas extranjeros miran con buenos ojos a Colombia.

Las mejoras en la seguridad y la reactivación económica están logrando que los empresarios extranjeros vuelvan a mirar a nuestro país como una oportunidad de negocios y lo vean como un potencial.

Más Noticias de esta sección

Publicidad