Políticos Foráneos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: [email protected]

Nos aprestamos a elegir presidente de la República y congresistas para un nuevo cuatrienio. En marzo termina la campaña para elegir un nuevo Congreso. Serán los responsables de crear y expedir nuevas leyes. Ojalá nos enteráramos, cómo votaron algunos congresistas que aspiran a repetir curul, por la Reforma a la Salud y por la fallida Reforma a la Justicia. Para citar sólo dos ejemplos.

Por el departamento, sino estoy mal existe solo un candidato al Senado. De los actuales congresistas, los magdalenenses conocen uno solo, primo de un reconocido exministro. Eso refleja en parte el aislamiento político de los últimos años.

Por toda Santa Marta observamos vallas de candidatos foráneos. Esos que pescan votos en río revuelto y para el Magdalena, cuando se encuentran enquistados en el poder central, ni migajas. Líderes transándose sin reato a favor de candidatos que no conocen sino las playas de Santa Marta, pasan por Ciénaga, y de pronto por Fundación.

Por supuesto que estos candidatos foráneos, desconocen las realidades económicas y necesidades básicas del Magdalena. Por Aracataca hay muchas vallas de uno que va por el partido Liberal, hermano del actual presidente del Senado y quien por vez primera aspira. ¿Si conocerá este señor a nuestro Departamento? ¿Sabrá cuántos habitantes tienen, cuántos pobres sobreviven? Y así observamos muchos de esos candidatos que vienen cinco o seis veces y ya elegidos no vuelven ni por equivocación.

A raíz de fenómenos como la parapolítica, nuestra región quedó huérfana de importantes líderes, en lo que respecta al Congreso. En otrora, nadie podía negar la supremacía e influencia de Nacho Vives, Miguel Pinedo, Hugo Escobar, Micael Cotes, Edgardo Vives, sus nombres inmediatamente se relacionaban con poder, influencias y sobre todo respeto.

Con ellos había gestión, reconocimiento. Hoy la cara de la moneda es otra. Los foráneos, tristemente, van ganando la partida.

Mi Ñapa 1. En pie de lucha para defender el árbol de Caucho, de la calle 22 con carrera 4, del centro. Toda una historia, todo un referente, no se puede cortar de tajo. Adelante a todas las organizaciones sociales en su justo proceder.

Mi Ñapa 2. Con la muerte de Pacheco termina una era destacada de la televisión colombiana. Hoy quienes lo adulan fueron los mismos que le dieron la espalda. Fue ignorado por la televisión comercial. Qué falta hacen programas como "Compre la Orquesta" y "Charlas con Pacheco".

Publicidad