Refrescando la política

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

César Serpa Vega

César Serpa Vega

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Hay diversas formas de ejercer y practicar el ejercicio político o aquello que llaman "proselitismo", por supuesto cada estrategia es respetable y conveniente para cada candidato de forma relativa, pero lo que sí es una verdad de a puño es que las maneras tradicionales de hacer política, es decir, "a la antigua" o "la vieja política",

ya están cerrando su ciclo histórico como es natural en todo proceso o actividad que hagamos en la vida. Las últimas generaciones de ciudadanos y particularmente la de éste neófito siglo -cuya existencia se complementa innegablemente por el internet, la tecnología y las poderosas redes sociales- ya no comen cuento, ni tragan entero como las generaciones anteriores.

Esta época que va volando por cuenta de la cantidad de actividades y tareas diarias que antes no se veían, nos llenó de herramientas y medios que nos permiten estar más informados, pero lo mejor es que a diferencia de los viejos tiempos hoy tenemos múltiples fuentes, visiones, versiones y puntos de vista diferentes, lo que nos hace analizar, dudar, pensar, reflexionar, indagar y muchas acciones más que antes eran impensables, ya que recibíamos sólo una versión cuasi oficial del suceso y por medio de muy pocos canales ó medios. Hoy en día gracias al maravilloso internet podemos acceder a millones de contenidos frescos y actualizados, y gracias a las redes sociales (Twitter, Facebook, Whatsapp, etc.) podemos difundir esos contenidos a velocidades siderales. Dentro de éste contexto tenemos que enmarcar también al ejercicio político el cual no puede ser ajeno a esta realidad actual, y por ende debe adaptarse si pretende comprender y estar a la altura de los tiempos turbulentos que vivimos actualmente.

Mientras a algunos políticos -aunque cada vez son menos- les sigue funcionando la fórmula tradicional o de la vieja política, los políticos nuevos y muchos de los ya conocidos están evolucionando hacia un ejercicio político más actualizado y moderno, incorporando a su discurso los temas y tendencias sociales modernas, como es el caso de la ecología, el consumo responsable, la búsqueda de un capitalismo más regulado o humanizado, la no contaminación y depredación de nuestros recursos naturales, etc.; ésto nos indica que mientras un grupo cada vez mas reducido de políticos apelan al proselitismo tradicional -porque eso fue lo que heredaron o porque no tienen otra opción más creativa y sin riesgos-, a pesar de eso afortunadamente comienza a surgir una nueva generación de políticos conscientes de las necesidades colectivas y que están conectados con las demandas y clamores del pueblo -conocido hoy como "ciudadanía indignada"-.

Candidatos alternativos y de gran calidad humana e ideológica se están perfilando en las próximas elecciones a Congreso y a Presidencia de la República, lo cual es positivo porque se enriquecen los debates y discursos con ideas novedosas, desplazando poco a poco a la politiquería tradicional basada en puestos, clientelismo, compra de votos y por supuesto el discurso facilista y simplista del terror, el miedo, la violencia, los odios y las divisiones que sólo convienen a los que viven de eso.

Actualmente si buscamos con juicio en internet podemos constatar que sí existen alternativas novedosas y diferentes a los candidatos tradicionales, por lo que sería positivo apoyarlos ó también podemos apoyar a aquellos candidatos que realmente nos hayan cautivado ó convencido con sus propuestas y sin necesidad de regalarnos nada, ó si definitivamente ninguno nos gusta, pues votemos en blanco para manifestar nuestro inconformismo por escrito. La idea es que se refresque y renueve la política, para que recuperemos la esperanza prácticamente perdida.

Publicidad