Orientación lingüística

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

mercedes castillo mosquera

mercedes castillo mosquera

Columna: Orientación lingüística

e-mail: lujorguep@yahoo.es


Hola, amigos, les comunico que me ha causado gracia la ocurrencia de no sé quién, supongo que puede ser quien administra el polideportivo de esta ciudad nuestra, cuando mandó a hacer la publicidad de bienvenida que aparece en la entrada principal, hacia la calle 22.

Allí nos recuerda a los que llegamos o simplemente pasamos por el lugar, que ese centro de recreación y deporte (pero más de delincuencia y drogadicción por la pasividad con la que miran el problema nuestras autoridades policivas) es de todos nosotros, pero al escribir el anuncio, decidieron anotar "poly". Es decir con "y" como si fuera el diminutivo de algunos nombres de personas.

Y resulta que el nombre de ese centro es "polideportivo", aunque la mayoría de los samario y residentes, lo llamemos "poli". Y así debe ser, con "i" porque es el apócope del nombre real. Ojalá el responsable tenga en cuenta esta nota y haga el cambio, que no debe ser muy costoso.

Por otra parte, voy a señalar el error de una periodista que gozó durante mucho tiempo de mi admiración, hasta que dejó ver en su sección la inmensa alegría que le dio la muerte del apodado Mono Jojoy, pero una gran tristeza por la de una perrita de la policía.

Creo que es falta de humanidad. Nosotros, los pacifistas, sentimos tristeza por la muerte de todos los colombianos que han caído y siguen cayendo en esta guerra sin sentido (al fin y al cabo ninguna guerra lo tiene).

 Creemos que la equivocación de ambos lados, lo que está es dejando a Colombia sin algunas mentes que bien le podrían servir para mejores causas, tanto de parte del gobierno como de la subversión. Y en ningún momento nos alegra la muerte violenta de nadie.

Y hago claridad en que tampoco la de los animales que mueren maltratados, sea por "deporte", o como en el caso que comento, por un conflicto que no lleva a ningún lado, en cambio sí nos ubica culturalmente en la época de la guerra de Troya.

En fin les decía que esa periodista cometió un error lingüístico, me refiero a la bellísima Claudia, que hace la sección "Uno, dos tres" en el Noticiero CM&" cuando comentaba el horripilante caso de los niños asesinados en Arauca, al parecer, por parte de algunos militares, lo que demostraría que "las manzanas podridas" son más.

Pues ella dijo: "Los victimarios de los niños quieren convertir al padre también en víctima…" ¿Cómo así? ¿Le parece a la bella periodista que no lo es ya? ¿Cree que con tremendo golpe no es víctima el padre de los niños?

¡Por favor! Consulte el diccionario y verá que es la más sufriente de las víctimas, pues por lo menos los niños ya no siente más, pero él, aparte de seguir sufriendo la pérdida de varios hijos (eso hay que vivirlo para saber cómo es de doloroso) tiene ahora el temor y la zozobra, para no hablar del comprensible deseo de venganza que nunca falta y que no permite vivir bien.

Finalmente me uno al clamor del resto de colombianos de bien: Eso no puede quedar en la acostumbrada impunidad. No es más por hoy, gracias mil por su atención y hasta el próximo sábado.

Publicidad