Petro y el Procurador

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: [email protected]

En esta columna no reprocharé la decisión del señor Procurador Ordoñez, de destituir e inhabilitar al alcalde de Bogotá Gustavo Petro, por quince años. No soy abogado, entonces desconozco los criterios jurídicos en las cuales se basó. Lo único real, es que la Procuraduría es un órgano revestido de muchos poderes, no desde ahora, como ingenuamente no los quieren vender, sino desde hace décadas.

Y aparte de esa, en mi opinión drástica decisión, se sacó de la arena política, a un potencial presidenciable en el 2018. Más de uno, que quiere luchar por el poder, estará contento con esta decisión pues sacan a una figura que prometía mucho. Resulta ilógico que el Procurador General de la Nación, lo inhabilité por quince años, mientras que a Samuel Moreno, que se robó a la capital, lo sancioné por doce meses. Vuelvo y repito, no soy abogado, entonces desconozco estos procederes.

Duele la destitución de Petro. Un Alcalde que en lo social se destacó. Más escuelas, más comedores escolares, reducción en los pasajes de ese pésimo servicio como es Transmilenio, rebaja en las tarifas del agua, creación de centros para drogadictos.

En síntesis, la parte social del señor alcalde Petro, brilló. Me llamó la atención la gente que espontáneamente salió a la plaza de Bolívar, a aclamar al alcalde. Tiene pueblo, gente, los más desfavorecidos es inocultable. De pronto lo malo de Petro es que desconozca esta decisión, así no nos guste debemos aceptarla.

Los que si deben hacer fiesta, son los medios de comunicación. La guerra mediática que sufrió el alcalde, fue grande, los Arizmendis, las Dávilas, los Sánchez Cristo, en fin, todos esos voceros, que representan intereses, fueron en realidad los más feroces voceros de la oposición. Causaba estupor escuchar a Arizmendi, cuando el tema de las basuras, que odio, que animadversión contra Petro.

Mi Ñapa 1. El pasado 6 de diciembre, se cumplió un aniversario más de la Masacre de las Bananeras. Quizás la primera masacre contra un grupo de trabajadores en el país, y cuya historia está relatada por nuestro magistral Gabriel García Márquez, en "Cien Años de Soldad"

Mi Ñapa 2: Estará preparada Santa Marta, para la época turística.

Más Noticias de esta sección

Publicidad