Santa Marta, Vives otra vez

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge García Fontalvo

Jorge García Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: jgarciaf007@hotmail.com

Pese a los malos momentos que por culpa de los violentos, los corruptos y toda clase de personajes nefastos que transitan por tus históricas y polvorientas calles Santa Marta, vives otra vez. Vives efectivamente en el corazón de aquellos que día a día sufren cuando te ven sufrir, o lloran cuando te ven llorar.

Realmente, el querido pueblo que descansa al pie de la Nevada, bañado majestuosamente por el Mar Caribe, vuelve a nacer. Vuelve a nacer porque un hijo ilustre de la mágica tierra samaria se mueve orgulloso por todos los rincones del mundo, enarbolando su estandarte.

Otra vez el gran Carlos Vives engrandece el nombre del pueblo que amamos. Tres Grammy latinos son el justo premio a aquel que dignifica el ilustre nombre de mi querida Santa Marta.

Esta vez no son las balas, las fatídicas protestas, la corrupción e ineptitud de los dirigentes, los malos gobiernos, la pobreza, la injusticia, la delincuencia o los altos niveles de criminalidad lo que se destaca en los medios de comunicación, sino, la nobleza de tu gente.

Como quisiera que todos y cada uno de los que habitamos algún espacio de la vieja ciudad, engrandecieramos de alguna forma tu insigne nombre. Igual que lo hacen aquellos que orgullosamente se identifican como hijos ilustres de esta tierra.

Volviste a nacer Santa Marta, y aunque parece que dormías dolida y maltratada, te has levantado porque son muchos los que te aman.

Los malos no podrán intimidarte o amedrentarte nunca mas, pues tu historia se alimenta de la grandeza de tu gente. Y si bien hoy sufres por la violencia o la ineptitud de los gobernantes, vives otra vez en el corazón de cada uno de los que vivimos y sufrimos por ti Santa Marta.

Tu historia es mágica y maravillosa, y por tus venas corre sangre de gigantes. Vives otra vez tierra amada, pues por tus venas corre la sangre de hombres y mujeres nobles que te habrán de engrandecer.

Vives otra vez Santa Marta, porque el talento de tus hijos, en todas partes del mundo, se esparce gloriosamente, aun cuando la maldad busque desbordar la buena intención de tu obra.

Bendito mi Dios que te levanta humilde y grandiosa a orillas del mágico mar, porque aunque parezcas herida, resurges de las cenizas, vencedora como el ave Fénix.

Bendita seas por siempre y que tu nombre, a través del tiempo, sea sumamente exaltado. Vives querida ciudad otra vez en el corazón orgulloso de tu gente, porque un hijo de esta tierra hermosa te regala sus canciones.

Que viva por siempre la Santa Marta que amamos. Y mil Felicidades al gran Carlos Vives por representar la nobleza del pueblo samario.

Publicidad