Pureza de la gestión empresarial

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Franco Nazatte Martínez

Franco Nazatte Martínez

Columna: Comercio Exterior

e-mail: [email protected]

Todos los empresarios del mundo están llamados a definir y a efectuar las políticas necesarias para proteger tanto a la empresa como a sus directivos, y ayudar con un ambiente de negocios razonables.

Para el buen desarrollo de las empresas de Colombia y las del mundo entero, es imprescindible obtener una pureza de la gestión empresarial con prácticas concretas en la prevención y descubrimiento de de actos de corrupción, fraude e injusticias colectivas.

Muchas empresas nacionales e internacionales han aumentado la necesidad de contar con reglas más estrictas para elevar los niveles de la citada pureza de la gestión empresarial.

Una breve mirada sobre la corrupción moderna a nivel mundial.

Todo el mundo ha escuchado la frase "aceitar las llantas" que se refiere a las ventajas de los pagos extras a los intermediarios para que reciban los contratos y los productos se vendan. Si estos pagos no se hacen, otro contendiente tomará la oportunidad, simplemente, mediante el pago del soborno que la otra compañía no estuvo dispuesta a efectuar.

Por lo tanto, no hay lugar para la ética en esta selva donde las buenas intenciones se compran con transferencias bancarias a cuentas imposibles de investigarlas.

La corrupción moderna se basa en una comprobación- también es una fachada para la eficiencia - de prácticas legítimas de negocios y el más grande descaro en los negocios deshonestos, pero la corrupción en expresiones generales, es extremadamente ineficaz, aunque al parecer ayuda a agilizar el mecanismo del comercio, en realidad lo debilita.

Además, la corrupción reduce la eficiencia de la inversión, para que esta se realice con mucha frecuencia se requiere de cierta comisión.

También, es contraria a la justicia, que prevé la competencia clara y abierta, en el caso que una mala compañía gane un contrato solo por ofrecer el soborno más grande.

Inversionistas internacionales se han arruinado por colocar dinero en países en donde el principio empresarial más importante es la falta de honestidad en los negocios.

Para el pensamiento actual en materia de negocios, la corrupción es un espantoso impedimento en rumbo hacia actividades económicas más justas, es contagiosa porque produce riqueza en muy poco tiempo y con solo una pequeña cantidad de esfuerzo.

Ahora bien, la mayoría de los países del mundo, están de acuerdo en ofrecer a su población políticas económicas limpias e igualitarias, con el fin de acabar con la corrupción transnacional.

En la actualidad, existe una Ley en Estados Unidos sobre prácticas corruptas en extranjero conocida como Foreingn Corrupt Practices Act (FCPA) que prohíbe a las empresas estadounidense, sin importar donde operen, propiciar pagos de sobornos directa o indirectamente a funcionarios públicos en el extranjero.

La Ley Sarox exige a las empresas cumplir con la gestión de los asientos de los registros contables, esto implica que, difícilmente pagos de sobornos queden registrados sin alterar la veracidad de la información.

El incumplimiento de esta dicha Ley puede generar enormes sanciones a las empresas, multas, suspensiones de actividades y hasta liquidaciones.

Hoy cualquier empresa de Estados Unidos instalada en América Latina o viceversa deben examinar cuidadosamente si cuentan con las políticas y procedimientos necesarios para evitar incumplimientos frente a esta legislación.

La firma de la Convención contra el soborno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), amplia la aplicación a nivel internacional. El soborno en cualquiera de sus formas es totalmente prohibido para la obtención de negocios.

En la actualidad, son varios los países latinoamericanos adheridos o en proceso de adherirse a la OCDE, entre ellos, recientemente Colombia y Perú.

Por último, Es claro, que un Gobierno que defiende la democracia en su país necesita un mercado transparente con empresas fuertes, seguras, y reglas claras para un excelente y honesto desarrollo empresarial y comercial.

Publicidad