Si los dejan

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge García Fontalvo

Jorge García Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: jgarciaf007@hotmail.com

Los colombianos nos encontramos ansiosos por lo que sucederá en los próximos comicios electorales. Tanto, que ya estamos preparando nuestros mejores vestidos para darle la gloriosa bienvenida a los amiguitos de las Farc, quienes al parecer, en una de sus estrategias mas brillantes y con la complicidad del presidente Santos (recuerden que estaba muy nervioso el día que los angelitos del secretariado amenazaron con filtrar los acuerdos torcidos que se han hecho en La Habana a espaldas de la gente de Colombia), intentarán apoderarse con total impunidad de los órganos que conforman el aparato estatal.

Bueno, no intentarán, sino que terminarán de apoderarse de las instituciones del Estado porque la verdad, ya están infiltrados en todas partes infectando con su maligno pensamiento lo poco bueno que queda de un ultrajado país sin madre ni padre que lo defienda.

Ahora los honorables servidores públicos que desangran miserablemente a mi querida Colombia (estoy hablando acerca de aquellos que elegimos cada tres o cuatro años para que trabajen para el pueblo y no lo hacen), tendrán que conformarse con compartir las riquezas de la nación con los ilustres caballeros de la droga, la violencia y la guerra sucia. Como quien dice: Una mezcla bien explosiva inquieta peligrosamente la tranquilidad de mi gente.

Si, la verdad creo que estamos preparando nuestras mejores viandas para darle la gran bienvenida a los corruptos que se tomarán las instituciones a partir de 2014.

Por ejemplo, algunos como yo, ya estamos preparando las camisetas, gorras y pancartas que portaremos el día de las elecciones para apoyar el destierro de los inocentes guerrilleros que se quieren apoderar, con engaño y con mentiras, de la poca dignidad que nos queda.

No se ustedes, gente honorable y honesta de Colombia, pero yo no pienso aceptar que los corruptos nos lleven directo al infierno que viven los buenos ciudadanos de Cuba.

Algo tenemos que hacer, porque si permitimos, con nuestros votos, que los indeseables continúen apoderándose de Colombia, será el pueblo sufrido el que termine pagando los platos rotos por causa de las decisiones inapropiadas que tomemos.

Si los dejan, los vamos a tener toda la vida (como dice la canción), usufructuando las riquezas del pueblo colombiano. Si los dejan, harán de esas riquezas terciopelo, pero únicamente para ellos y sus compinches. Si los dejan, nos vamos a vivir a un mundo nuevo porque en este ya no quedara ni un poco de lo bueno que un día disfrutamos.

Si los dejan, ciudadanos de bien, tendremos que embarcarnos, como hacen los inmigrantes africanos o cubanos que desean llegar a Europa o Norteamérica, en gigantescas canecas flotantes dispuestas a morir de hambre y tristeza en medio del mar, pues seguramente nadie querrá abrirnos las puertas.

Piense muy bien antes de malograr su voto colombiano. Porque su futuro y el de sus hijos está en juego. "Si los dejan…"

Más Noticias de esta sección

Publicidad