Sierra Nevada exaltada por mineducacion

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alejandro Arias Cañón

Alejandro Arias Cañón

Columna: Punto de Encuentro

e-mail: [email protected]

En desarrollo de la décima jornada de Acuerdos para la Prosperidad, celebrada en Santa Marta, la Ministra de Educación, María Fernanda Campo Saavedra, destacó los resultados alcanzados por una Institución Educativa de la Sierra Nevada de Santa Marta (Vista Nieves) en desarrollo de las estrategia de articulación para la transformación de la educación media a la media técnica liderada por ese Ministerio, la Fundación Manuel Mejía, la Federación Nacional de Cafeteros y la Universidad Minuto de Dios.

Nos dimos a la tarea de investigar en qué consiste este proyecto, cómo este modelo de articulación realmente puede transformar la educación regional en beneficio de los procesos de producción local y reducir el desempleo juvenil, quiénes están a cargo de este proyecto y cuáles son los resultados tangibles. Proyecto educativo ejecutado en Santa Marta que llama la atención habida cuenta que el mismo Ministerio informó que esta ciudad cuenta con una de las peores calidades educativas del país.

El primer protagonista conocido tiene por nombre Fabián Becerra, quien expuso ante el Presidente de la República los logros obtenidos, fue vocero de la segunda mesa de trabajo y es el presidente del gobierno estudiantil de la Institución Educativa Distrital Agroecológica Sagrado Corazón de Jesús. Esta Institución ofrece formación técnica profesional en procesos administrativos de la finca cafetera, aplicando técnicas en producción agro sostenibles que le permiten, a los estudiantes, laborar y emprender ideas de negocios innovadoras y pertinentes que impulsan su desarrollo personal y el de la región.

La I.E.D. Agroecológica Sagrado Corazón de Jesús está conformada por cinco sedes que funcionan actualmente como escuelas unitarias e imparten formación de calidad a los niños y jóvenes campesinos e indígenas radicados en las distintas veredas, caseríos y fincas de la Sierra Nevada de Santa Marta. Hoy se constituyen, éstas, en epicentro de la actividad de capacitación donde hacen presencia diversas organizaciones que propenden por el desarrollo de la región, ciento por ciento cafeteras.

La Primera escuela funcionó en la finca La Colina bajo la dirección de Ana Delfina Becerra quien impulsó su funcionamiento en una plaza adquirida por el Plan Nacional de Rehabilitación (PNR). Posteriormente fue traslada, la escuela, al terreno cedido por el señor Horacio Puertas y gracias al apoyo del Comité de Cafeteros del Magdalena, durante los años 1989 y 1990, se construyeron las actuales instalaciones locativas que permiten la formación de 400 estudiantes incluyendo las 5 sedes.

Esta Institución ubicada a 32 Km. de Santa Marta a una altura aproximada de 1700 m sobre el nivel del mar cuenta con 1 hectárea de tierra útil para el desarrollo agropecuario. De ésta, media hectárea está destinada para el desarrollo de cafetales y la otra media para galpones de pollos ponedoras y la siembra de hortalizas, plantas medicinales y pan coger. Con el concurso de la comunidad educativa y los jóvenes se aspira destinar una porción más para el desarrollo de la producción de abonos, lombricultivos, plantulador y laboratorio; entre otros.

El vivero, que está en funcionamiento, cuenta ya con una importante área destinada para la producción y comercialización de plántulas de café. Vivero que fue construido con recursos de la Alcaldía Distrital de Santa Marta, proyecto que se ejecutó en convenio con el Comité de Cafeteros del Magdalena. La capacidad instalada para producir es de 16 mil plántulas de café anuales acorde a la demanda del marcado de productores.

En los actuales momentos se acaba de firmar un convenio con Corpamag para la ejecución de un proyecto ambiental (Praes) que persigue el mejoramiento en la captación y almacenamiento del agua de consumo humano y de riego; lo mismo que el fortalecimiento de la producción agroecológica a través del establecimiento de cultivos agro sostenibles y la producción de abonos a partir de la construcción de un laboratorio, una compostera y una sala de sacrificio para los pollos de engorde.

Resultados sorprendentes en una región históricamente abandonada y ajena a la inversión estatal. Sin vías, sin mayor protección en salud, escasa en alternativas productivas que la hacen una de las más deprimidas y dominada por el terratenientismo que dejan muy bien marcada la brecha entre pobres y ricos, foco de procesos de violencias (guerrillera y paramilitar). Circunstancias que hacen de éste proyecto de articulación una luz en la oscuridad y de sus alumnos un camino especial de esperanza.

La tercera promoción de bachilleres, gracias al retiro de los profesores en provisionalidad y la demora en el nombramiento de sus reemplazos, sólo graduará, este año, a 9 bachilleres que obtendrán el título de Bachilleres Técnicos en Procesos Administrativos de Fincas Cafeteras. Quienes una vez graduados ya tendrán una oportunidad productiva para sus propias vidas.

Ojalá esta experiencia tan valiosa sea el alfa de la transformación no sólo educativa sino social de nuestra ciudad y se implante, este modelo de articulación educativa del Ministerio, en todas las Instituciones Educativas de Santa Marta; constituyendo la escuela el primer dinamizador productivo de nuestra región. Que si bien, según el Dane, tiene el menor índice de desocupados del país no es menos cierto que tiene uno de los más altos en materia de informalidad y cuasi mendicidad, teniéndose entre los más afectados nuestros muchachos.

Bien por el trabajo cumplido por el Ministerio de Educación con estos modelos educativos y bien, también, por las organizaciones que permitieron hacer de ésta una experiencia enriquecedora y ejemplar en la Sierra Nevada de Santa Marta.