Renuncia la incompetencia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge García Fontalvo

Jorge García Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: jgarciaf007@hotmail.com

La noticia de la semana, amigos míos, es sin lugar a dudas la renuncia masiva del gabinete ministerial. Nuevamente se confirma que la incompetencia, la falta de liderazgo y la mediocridad gobiernan la tierra olvidada de Santander.

Si no es la violencia terrorista de las Farc o las Bacrim las que controlan a su antojo la política y la economía nacional (Encabezados por los funestos caciques de la derecha o la izquierda colombiana), son la corrupción o la hipocresía de la clase dirigente tradicional, la que mueve sus fichas inteligentemente para acallar el clamor de los maltratados de mi querida tierra.

Hoy, los corruptos buscan desvirtuar la voz manifiesta de los que han sido víctimas del atropello descarado orquestado durante doscientos años, por la dirigencia corrupta del país.

Por un lado, los bandidos de las Farc han infiltrado la marcha campesina, ayudados en todo caso, por algunos caballeros que camuflan su militancia guerrillera disfrazados de honorables congresistas. Como dicen por ahí, encaletan sus delitos haciéndose pasar por defensores de los derechos y la dignidad humana. Eso ya nadie se lo cree, pues no tiene nada de patriótico, sino de miserable y ruin.

¿O es que acaso no se han dado cuenta que Colombia entera aprecia la forma criminal como ustedes utilizan a jóvenes estudiantes de las universidades públicas para lograr sus fines mezquinos y pervertidos, aumentando el caos y el desorden que domina las calles de las ciudades?

Si ustedes creen que Colombia está ciega y no advierte su maligna actuación, seguramente van a morir engañados, porque el país si percibe el accionar miserable e hipócrita en el que se han embarcado.

Bueno pero estos señores no son los únicos, también otro grupo de delincuentes de igual calibre (Estoy hablando de la maligna ultraderecha), utilizan a nuestros campesinos para sembrar más dolor y violencia en los caminos de la sufrida Colombia.

Esto es inaudito, mientras la delincuencia terrorista de izquierda o derecha se enriquece asesinando colombianos, los campesinos de nuestra amada tierra colombiana siguen sufriendo miserablemente sin que nadie asome siquiera un ápice de misericordia a su favor.

¿Cuándo llegará el día en que Colombia no tenga que sufrir por causa de la política corrupta y miserable (Llámese de izquierda o de derecha, todos son la misma cosa), y pueda renacer una esperanza para todos? Espero que pronto.

¿Bueno y qué me dicen de los hinchas furibundos de los equipos de futbol que ahora aprovechan el paro agrario para atacar a las barras rivales? Estos también hacen parte del desorden, por consiguiente, es preciso que se aplique también a éstos el peso de la ley, porque también tienen sus víctimas encima.

Pero si de culpables se trata, no podemos dejar de mencionar a los angelitos esos que presentaron su renuncia el pasado 2 de agosto, incluso, Colombia debería aceptar la renuncia del gobierno ineficiente en pleno, comenzando con su presidente.

Y como sé que me van a reclamar porque el pobre Santos no tiene la culpa, dicen algunos, les digo que no solo Santos debería renunciar, sino también, todos los malos gobiernos que durante doscientos años han ultrajado a mi pueblo colombiano.

Aunque es cierto que el señor Santos es solo un eslabón más en la cadena de infamias cometidas en contra de Colombia, no por ello deja de ser culpable del dolor causado a la gente pobre de este país. Y si bien pudo haber hecho la diferencia, ahora simplemente, es presa de la misma mediocridad e incompetencia en la que cayeron sus antecesores. Qué tristeza !

Para terminar, espero no gastar un voto más en un personaje como este, porque primero es el bien de Colombia antes que los ideales egoístas.