Ciudad caótica

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge García Fontalvo

Jorge García Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: jgarciaf007@hotmail.com

No es propiamente de Santa Marta de lo que hablaré hoy, sino acerca de la ola de caos y anarquía que gobierna mi amado país, aunque el titulo de este articulo cae como anillo al dedo para realizar cierta analogía entre mi querida tierra y el "hometown" de Bruno Díaz.

Bueno, para quienes no han escuchado hablar acerca de ese señor les digo que es el famoso personaje de tiras cómicas que se disfrazaba de murciélago para defender a Ciudad Gótica, de la acción violenta de los criminales.

Mientras en Estados Unidos gran parte de la población debate la selección de Ben Afleck para representar el papel de Batman en una próxima película, porque consideran que el actor no es el personaje correcto para desempeñar el rol de uno de los superhéroes más queridos en el país del Tío Sam, los colombianos tenemos que conformarnos Boyacoman o el padre Chucho, para terminar con la ola de caos y desorden que se aprecia por doquier.

Es que ni el chapulín colorado puede defender a los millones de colombianos que, de una forma u otra, se ven afectados por causa de: la acción indiscriminada y violenta de las guerrillas narcoterroristas y el paramilitarismo; la atención mezquina de las EPS; la usura de las entidades financieras; la desfachatez de los honorables viajeros de la liga de la justicia; la corrupción política o la vergonzosa actuación de nuestros gobernantes.

En Colombia, al igual que en Estados Unidos, la gente debería movilizarse, pero no para reclamar a los productores de la nueva película de Batman, sino para terminar con la ola de corrupción y violencia que nos oprime. Y especialmente, para objetar la elección de todos esos gobernantes corruptos e ineptos que tienen sumido al país en el horror y el desorden.

En este momento no sabemos si este país se llama Colombia o ciudad caótica, porque como están las cosas, todo es un caos.

Hasta para sacar la licencia de conducción se necesita de la actuación de los superhéroes, porque de lo contrario, los corruptos nos dejan en la calle con el cuento de exámenes médicos y tramites costosos.

La verdad de superhéroes en Colombia nadie sabe, sino solamente de villanos. El que llega es peor que su antecesor, de ahí que hoy, más de medio país esté paralizado por causa de la ineptitud de los dirigentes que actúan indolentemente en contra del pueblo, acompañados claro está, de sus mejores amigos los villanos.

La industria, la minería, el comercio y todos los sectores de la economía hoy se mueren, mientras los villanos y la dirigencia corrupta de ciudad caótica se embriagan descaradamente en la Habana. Y ni para que mencionar la situación de San Andrés y Providencia, porque parece ser que Santos se las regalo a sus mejores nuevos amiguis del Alba.

Sí, mientras el pueblo se muere de hambre, los lecheros derraman en los basureros toda la leche del mundo. Como si en esta tierra todos tuviésemos debajo de la almohada una maquinita para ordeñar, o como si todos los niños en todos los rincones del planeta, tuviesen con que comprar siquiera un vaso de agua de panela. Que vaina, este mundo está cada día peor y nosotros lo hacemos tan mal, que hasta el hometown de Batman tiene mayor esperanza de salvarse que ciudad caótica.

No tengo idea como vamos a hacer para reconstruir nuestro pueblo, pero estoy seguro, que tendremos que cambiar el orden viciado de las cosas y acabar de una vez por todas con la mezquindad y la corrupción que se apodera de los hombres de ciudad caótica. Claro está que nos toca renacer como el ave Fénix, de sus cenizas por cuenta propia, porque en ciudad caótica en vez de superhéroes, tenemos villanos. Y que villanos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad