Mi experiencia en la abogacía

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alfonso Lopez Carrascal

Alfonso Lopez Carrascal

Columna: Pedagogía Constitucional

e-mail: [email protected]

Tan vilipendiada y exagerada crítica social contra la abogacía ya no es un titulo de nobleza como era para Alfonso El Sabio en las Siete Partidas imponiendo pundonor.

Hoy vemos que de cien facultades formales el Derecho sigue siendo la segunda carrera con más opción de escogencia. ¿Será el sentido querellante de los colombianos o acaso la mejor manera de ganarse la vida? Una investigación adelantada por el Centro de Estudios de las Américas, encontramos que Colombia está en el segundo lugar en el mundo con el mayor número de abogados dando una media de 354 abogados por cada cien mil habitantes, superado por el pequeño país de Costa Rica con 389 abogados por cada cien mil habitantes.

El tercer puesto lo ocupa Italia superando a Brasil y la Argentina. Y creemos que antes que ser una fuente de prestigio y de oportunidades las mismas universidades, para alcanzar posiciones mejor pagadas por ejemplo en la educación superior y en algunas posiciones de mando incentiva con buenos pagos. Ya la experiencia es mal pagada o casi no se tiene en cuenta, porque la universidad crea su propio mercado con la traída de algunos profesores extranjeros y entonces se ofertan diplomados, especializaciones.

Maestrías y doctorados, con lo cual se demuestra que el pregrado es apenas una condición para ofrecer postgrados. Se dice que con los postgrados obtendremos buenos investigadores pero vale la pena que se muestre una sola línea de investigación que haya beneficiado realmente al país. Creemos que esas líneas son oportunas para carreras técnicas y tecnológicas donde por la investigación se logran beneficios comunes.

Tampoco podemos pensar que estamos formando abogados para litigar. Al futuro abogado hay que invitarlo a la lectura porque leer es la clave y la experiencia enseña que con los años lo que hace el abogado antes que leer es saber consultar las obras o textos precisos para argumentar una teoría del caso. Y allí en el pregrado adiestrarlo en la consulta. La internacionalización o globalización de la cultura jurídica debe consultar primero que todo el soporte nacional ya que nos hemos especializado en copiar textos extranjeros y sembrarlo dentro de nuestras instituciones jurídicas.

El pregrado implica también el ejercicio de una practica forense antes de darse un consultorio jurídico ya que es triste ver egresados que no saben cómo se elabora un poder para iniciar un proceso de sucesión o dar poder dentro de un proceso penal en apoderado de parte civil o representante de victimas y por supuesto antes de llegar a consultorio debe haber simulaciones de procesos ¿qué hacemos con tanto insumo? Necesitamos abogados con perfil de juristas o de buenos investigadores con función social.

Publicidad